• División por migración: Luxemburgo manda ‘a la mierda’ a Salvini
Publicada: sábado, 15 de septiembre de 2018 2:06

El debate sobre la migración en UE motiva enfrentamientos. Matteo Salvini chocó de nuevo con las autoridades europeas tras comparar a refugiados con los esclavos.

La brecha en el seno de la Unión Europa (UE) por el tema migratorio queda más expuesta. Una reunión, a puertas cerradas, de titulares de Interior del bloque sobre la seguridad y migración fue escenario de una trifulca.

La sesión, celebrada en Viena, capital de Austria, vivió momentos de tensión por nuevas declaraciones polémicas de Matteo Salvini y un posterior cruce de palabras. El ultraderechista y responsable de Interior italiano había comparado a los refugiados con “esclavos”.

Lo hizo cuando arremetió contra Luxemburgo y la línea de pensamiento demográfico que dice que el continente necesita inmigración en el futuro debido al envejecimiento de la población europea.

Las palabras de Salvini hicieron que el ministro de Exteriores y de Inmigración de Luxemburgo, Jean Asselborn, perdiera la paciencia y le interrumpiera.

Asselborn se refería aparentemente a las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. En aquel entonces varios países europeos acogieron a trabajadores migrantes para satisfacer la demanda de mano de obra durante un prolongado auge económico.

El choque llegó apenas horas después de que el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, hablara de “pequeños Mussolinis en Europa”, lo que provocó la ira de Salvini y el vicepresidente italiano, Luigi Di Maio, que le instaron a “cerrar la boca”.

Mientras los choques en el bloque continúan, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha pedido a Europa discutir el tema barco por barco. La ONU instó a Bruselas a crear un mecanismo claro para solucionar la situación y recordó que entre el 80 y 90 % de los 68 millones de refugiados de todo el mundo se encuentran en países pobres o con pocos recursos.

smd/rba

Comentarios