• Soldados estadounidenses en un sitio en la ciudad de Qaim en Irak. (Foto: AP)
Publicada: sábado, 10 de febrero de 2024 19:35

Los grupos iraquíes llaman a “a los hermanos de la Yihad” a unirse a las filas de la Resistencia y ayudar a expulsar a las tropas de EE.UU. del país árabe.

La Resistencia Islámica de Irak ha emitido este viernes un comunicado en el que denuncia el asesinato de Abu Baqer al-Saadi, un comandante de Kataeb Hezbolá, en un ataque estadounidense en Bagdad, la capital de Irak.

El miércoles, EE.UU. disparó con un dron tres cohetes contra un vehículo en este de Bagdad, en el que se encontraban algunos miembros de la Resistencia de Irak.

De acuerdo con el texto, al asesinar a Abu Baqer al-Saadi, el ocupante EE.UU. ha intensificado sus crímenes y violado todas las reglas del conflicto.

El comunicado se refiere a la “oportunidad” que, según afirma, el grupo había concedido a “las fuerzas de ocupación para que abandonen” Irak, sugiriendo que la posibilidad fue retirada después del asesinato de Al-Saadi.

“Llamamos a nuestros hermanos en la Yihad a unirse a las filas de la resistencia y participar activamente en la expulsión de la ocupación en esta etapa histórica para Irak y la región”, ha avisado la Resistencia iraquí.

 

El jueves, el movimiento de Resistencia iraquí Hezbolá Al-Nuyaba llamó a vengarse de EE.UU. y sus aliados por la sangre de los mártires iraquíes, pues, recalcó, “esto es nuestro camino y objetivo principal”.

Por su parte, el portavoz de las Fuerzas Armadas de Irak, el general de división Yahya Rasul, repudió que la coalición estadounidense “amenaza la paz civil, viola la soberanía iraquí, menosprecia y pone en riesgo la vida de las personas y de nuestro pueblo”.

El ataque en cuestión se produjo días después de que Estados Unidos bombardeara decenas de sitios en Irak y Siria.

Los altos mandos político y militar iraquíes condenaron la agresión estadounidense que dejó decenas de muertos civiles en Siria e Irak y la calificaron de una violación de la soberanía nacional que podría acarrear “repercusiones desastrosas” en la región. Además, el ataque de Washington ha provocado que se renueven los llamados a la salida de las tropas estadounidenses de Irak.

ght/tqi