• Incautan equipos de espías estadounidenses en norte de Bagdad, Irak. (Foto: Al-Ahad)
Publicada: viernes, 29 de julio de 2022 23:58

Irak incauta equipos de espías estadounidenses en norte de Bagdad en momentos en que alertan sobre la transformación de la capital iraquí en un centro de espionaje.

La cadena iraquí de televisión Al-Ahad ha publicado este viernes fotos de temporizadores de lanzamiento de cohetes y dispositivos de espionaje que habían sido incautados durante una operación de las fuerzas iraquíes en la región de Tayy, norte de la ciudad capitalina de Bagdad.

Los equipos estaban incrustados en una motocicleta perteneciente a espías estadounidenses, ha explicado el medio.

Esto, mientras que un vídeo difundido recientemente en algunos medios iraquíes mostraba a miembros de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU., vestidos de civil, paseando por las calles de Bagdad.

El hecho ha provocado la advertencia de los expertos y analistas iraquíes sobre el espionaje estadounidense, especialmente en contra de los integrantes de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak.

Las fuentes, citadas por Al-Ahad, indicaron que los agentes de la CIA también viajaban en automóviles con matrículas iraquíes.

 

Entretanto, los expertos declararon que el último descubrimiento de temporizadores de cohetes demuestra que el lanzamiento de misiles a la denominada Zona Verde en Bagdad— que alberga las sedes del Gobierno y el Parlamento, así como embajadas occidentales como las de EE.UU. y el Reino Unido— se hizo por orden de la CIA para crear caos e inseguridad en el país árabe, así como justificar la presencia de EE.UU. en Irak.

Además, según Al-Ahad, existe una preocupación popular ante los recientes acontecimientos, y los observadores de asuntos políticos temen la transformación de la capital iraquí en un centro de espionaje en beneficio de la Inteligencia estadounidense.

La presencia de tropas norteamericanas en Irak se ha convertido en un tema polarizador, especialmente luego del asesinato del teniente general iraní Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán; y del subcomandante de Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis, en un ataque aéreo perpetrado por EE.UU. el 3 de enero de 2020.

Los grupos iraquíes denuncian que la presencia de EE.UU. en su patria ha aumentado la inseguridad, advirtiendo que, si las tropas estadounidenses se quedan en Irak, no descartan usar la opción militar para expulsarlas.

nkh/ctl/mkh