• Líder del Movimiento de Sabiduría Nacional de Irak, Seyed Amar al-Hakim, (dcha.) junto al embajador de EE.UU. en Bagdad, Matthew Tueller, 14 de noviembre de 2019.
Publicada: jueves, 14 de noviembre de 2019 16:41
Actualizada: jueves, 14 de noviembre de 2019 18:45

Un clérigo chií iraquí avisa a EE.UU. que la reciente crisis en Irak será resuelta por el propio pueblo no a través de injerencias externas.

Existe “la necesidad de haber una solución puramente iraquí para la crisis del país, lejos de las interferencias externas”, ha enfatizado este jueves el líder del Movimiento de Sabiduría Nacional de Irak, Seyed Amar al-Hakim, en una reunión con el embajador estadounidense en Bagdad (capital iraquí), Matthew Tueller.

Al-Hakim ha asegurado que monitorea los pasos reformistas tomados por el Gobierno de Bagdad que persiguen satisfacer las demandas populares.

El clérigo iraquí, asimismo, ha hecho referencia a los actos de violencia cometidos durante las recientes protestas en el país y ha puesto hincapié en la necesidad de “responsabilizar a los autores de la pérdida de vidas”.

(Existe) la necesidad de haber una solución puramente iraquí para la crisis del país (Irak), lejos de las interferencias externas”, ha enfatizado el líder del Movimiento de Sabiduría Nacional de Irak, Seyed Amar al-Hakim.

 

Últimamente, el Gobierno iraquí se está esforzando por responder a las demandas de los manifestantes que desde el 1 de octubre comenzaron las protestas contra la corrupción y el empeoramiento de las condiciones sociales en el país árabe. 

Entre otras medidas, Bagdad ya ha planteado varios paquetes de reformas estructurales y electorales, mientras las Fuerzas Armadas del país árabe se encargan de garantizar la seguridad de las protestas, prometiendo hacer frente a los alborotadores y agentes infiltrados entre los manifestantes que han tratado de crear caos en el país.

Varios analistas y responsables iraquíes consideran que EE.UU., junto al régimen de Israel, son los actores extranjeros que están promoviendo la violencia en las protestas pacíficas en el país árabe para crear el caos y poder mantener el control económico y político de un Irak destrozado y finalmente hacerse con el control del petróleo.

LEER MÁS: “Mossad y CIA están detrás de actos violentos en Irak”

Dentro del marco de su postura injerencista, Washington ha hecho un llamado a elecciones anticipadas en Irak. Bagdad, no obstante, le ha asegurado al país norteamericano que las reformas en el país árabe no serán “dictadas por el exterior”.

tqi/rha/rba

Comentarios