• Vehículos de una empresa de seguridad extranjera, desplegada en Bagdad, la capital de Irak.
Publicada: lunes, 2 de septiembre de 2019 14:16

La inteligencia iraquí está investigando unas 40 compañías extranjeras acusadas de llevar a cabo actos de espionaje en el país árabe, revela un informe.

“Ponen en marcha un expediente contra 40 compañías de seguridad extranjeras acusadas de espionaje”, según ha reportado este lunes la cadena oficial de noticias Al-Sumeria, citando una fuente informada en la inteligencia iraquí.

De acuerdo con la fuente, varias de estas empresas trabajan bajo la licencia del Gobierno de Bagdad y están encargadas de suministrar la seguridad de las misiones diplomáticas y las delegaciones extranjeras que operan en el país árabe.

El funcionario, que habla bajo condición de anonimato, ha resaltado que la investigación contra ellas se produce después de que las fuerzas voluntarias Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) fueron objetivo de unos “ataques sospechosos” dentro del territorio árabe.

En los últimos meses, ha habido varios ataques aéreos contra las bases y los depósitos de armas iraquíes, la mayoría de ellos pertenecientes a las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi. Una de estas recientes ofensivas ocurrió el pasado 20 de agosto en la provincia central de Salah Al-Din, donde una base militar de las fuerzas populares iraquíes fue objeto de agresión de unos aviones teledirigidos de enemigos. Las autoridades iraquíes, no obstante, culparon de estos ataques a EE.UU. y a su aliado israelí.

LEER MÁS: NYT: Israel está detrás de últimos bombardeos en Irak

Ponen en marcha un expediente contra 40 compañías de seguridad extranjeras que están realizando acto de espionaje”, según ha reportado este lunes la cadena iraquí de noticias Al-Sumeria, citando una fuente informada en la inteligencia iraquí.

 

“Después de estos incidentes, hay muchas presiones por parte de agrupaciones políticas para investigar estas firmas. Además, hay serias demandas para asignar las tareas de estas compañías a las fuerzas de seguridad o las tropas especiales iraquíes”, ha indicado la fuente.

Además, ha explicado que Bagdad tiene planeado enmendar y redactar la ley sobre la presencia de las fuerzas y empresas extranjeras en Irak, destacando que la existente ley no ha detallado las actividades de estas firmas.

El Gobierno de Bagdad insiste en que no necesita la presencia de tropas extranjeras, especialmente estadounidenses, en su suelo. Pide únicamente que le transmitan la experiencia y los conocimientos técnicos y les entreguen armas modernas, pero insiste en que para ello deben suscribir acuerdos.

No obstante, la presencia de las tropas extranjeras en Irak ha recibido críticas de diversas agrupaciones políticas, que acusan a EE.UU. de apoyar a grupos extremistas y de sumir al país árabe en el caos tras la invasión de 2003. De hecho, Irak se opone a la presencia permanente de fuerzas extranjeras, incluidas las de EE.UU.

LEER MÁS: ‘Irak rechaza bases y fuerzas militares foráneas en su territorio’

Al-Hashad Al-Shabi es una combinación de casi 40 grupos voluntarios que se formaron en 2014 en pleno auge de EIIL (Daesh, en árabe) para luchar contra este y otros grupos terroristas. Israel, junto con Washington tachan a las fuerzas populares iraquíes que operan bajo esta milicia de “grupos terroristas dirigidos por Irán”, una acusación rotundamente rechazada por el Gobierno de Bagdad.

LEER MÁS: Con ojos puestos en Israel, Irak promete derribar todo avión agresor

myd/lvs/mjs

Comentarios