• Fuerzas iraquíes peinan 175 aldeas en busca de miembros de Daesh
Publicada: lunes, 27 de noviembre de 2017 3:15
Actualizada: lunes, 27 de noviembre de 2017 18:22

Las fuerzas iraquíes peinan con éxito alrededor de 175 aldeas en las regiones entre las provincias de Al-Anbar y Nínive en busca de remanentes terroristas.

“El Ejército, la Policía Federal y Al-Hashad Al-Shabi (Unidades de Movilización Popular), apoyados por aviones militares, concluyeron la primera etapa de la segunda fase de las operaciones”, informaron el domingo medios militares iraquíes.

Añadieron que el foco de las operaciones de rastreo abarcó las aldeas y regiones entre el sur de ciudad de Hatra y el norte de la ciudad de Rawah.

“Nuestras fuerzas pudieron peinar 175 aldeas, cinco puentes y cruces, así como un aeropuerto en un área de 14.100 kilómetros cuadrados”, precisaron las fuentes y agregaron que las fuerzas iraquíes también descubrieron y destruyeron grandes cantidades de equipamientos militares del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Mientras tanto, el mayor general Abdul Amir Yaralá declaró que estas operaciones de búsqueda de terroristas ya se han completado en cuatro aldeas al norte de Rawah.

El Ejército, la Policía Federal y Al-Hashad Al-Shabi (Unidades de Movilización Popular), apoyados por aviones militares, concluyeron la primera etapa de la segunda fase de las operaciones”, según los medios militares.

 

Yaralá anunció el jueves el inicio de la segunda fase de la ofensiva destinada a limpiar el vasto desierto cerca de la frontera con Siria, que se extiende entre las provincias norteñas de Nínive y Salah al-Din y la provincia occidental de Al-Anbar.

Las fuerzas iraquíes terminaron el 17 de noviembre la primera fase de sus operaciones con la expulsión de los terroristas de su último bastión urbano en Irak, donde izaron la bandera iraquí sobre los edificios gubernamentales de la ciudad de Rawah.   

La comandancia del Ejército iraquí dio a conocer que las operaciones militares iraquíes concluirán solo cuando todo el país quede completamente libre de terroristas, algo que el primer ministro del país, Haidar al-Abadi, cree que sucederá “muy próximamente”.

alg/ncl/rba

Comentarios