• El premier iraquí, Haidar al-Abadi habla sobra la consulta de independencia de la región autónoma kurda, en la capital Bagdad, 16 de septiembre 2017.
Publicada: sábado, 16 de septiembre de 2017 22:07
Actualizada: domingo, 17 de septiembre de 2017 4:51

El Gobierno central de Irak advierte de que intervendrá militarmente, si el referendo independentista del Kurdistán iraquí desencadena violencia.

Si la población de Irak “se ve amenazada por el uso ilegal de la fuerza, intervendremos militarmente”, así lo afirmó el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, en una entrevista ofrecida el sábado a la agencia de noticias estadounidense AP.

Para el jefe del Gobierno de Bagdad, el referendo separatista kurdo, que la región semiautónoma del Kurdistán tiene previsto celebrar el próximo 25 de septiembre, supone una “escalada peligrosa que podría conducir a la quiebra de la soberanía de la nación”.

“Si usted socava la Constitución, socava las fronteras de Irak y la región, esto es una invitación pública a los países de la región para que violen las fronteras de Irak, lo cual es una situación extremadamente peligrosa”, indicó.

Estas advertencias de Bagdad se producen luego de que el Parlamento de la región del Kurdistán iraquí aprobara el viernes la propuesta del Gobierno semiautónomo de celebrar la consulta soberanista, una decisión que, según el Parlamento nacional de Irak, rompe la unidad del país árabe.

Si usted socava la Constitución, socava las fronteras de Irak y la región, esto es una invitación pública a los países de la región para que violen las fronteras de Irak, lo cual es una situación extremadamente peligrosa”, indicó el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi.

 

El premier iraquí subrayó que las relaciones entre Bagdad y Erbil irían a peor, si tales pretensiones políticas secesionistas dieran paso al referido referendo. “Nunca Bagdad cerrará la puerta a las negociaciones, porque con el diálogo todo se resuelve”, señaló Al-Abadi, al tiempo que tachó de “juego con fuego” la celebración de la votación.

Con estas declaraciones, una vez más, el Gobierno central se opuso al plan secesionista impulsado por el presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, al considerarlo inconstitucional y contrario a los intereses de Irak, que en estos momentos trata de expulsar al EIIL (Daesh, en árabe) de los territorios que aún controla esta banda terrorista.

Las intenciones de los kurdos de separarse de Irak se han intensificado y, ante ello, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha pedido a las autoridades de esta región semiautónoma que renuncien a sus aspiraciones políticas.

Sin embargo, Barzani rechazó el sábado que hubiera alternativa alguna al referendo y afirmó que hasta la fecha nadie ha ofrecido ninguna opción que le permita desistir de sus intenciones independentistas.

krd/ncl/lvs/mkh/mjs/ctl/snz/msf

Comentarios