• Combatientes populares, conocidos como las Unidades de Movilización Popular (PMU, por sus siglas en inglés) disparan cohetes contra las posiciones de los terroristas de Daesh en la ciudad de Tikrit, capital de la provincia de Salah al-Din, centro de Irak, 28 de febrero de 2015.
Publicada: martes, 11 de octubre de 2016 9:58
Actualizada: miércoles, 12 de octubre de 2016 22:27

El portavoz de las fuerzas populares en Irak advierte de la posible participación de las fuerzas turcas en la recuperación de ciudad de Mosul, norte de Irak.

“Trataremos a las fuerzas turcas como elementos terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) en Mosúl”, indicó el domingo Yusef al-Kalabi, portavoz de las fuerzas de Al-Hashd Al-Shabi.

Luego de tachar de “hostil” la presencia de tropas turcas en las zonas norteñas de Irak, el vocero reiteró que la presencia de Turquía en suelo iraquí contradice los principios y las leyes internacionales. por tanto, Bagdad tiene derecho de reaccionar ante lo que consideró ‘agresión’.

Trataremos a las fuerzas turcas como elementos terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) en Mosúl" , dijo Yusef al-Kalabi, portavoz de las fuerzas de Al-Hashd Al-Shabi.

Pese a la oposición y las protestas de Bagdad, el premier de Turquía, Binali Yildirim, declaró que el contingente militar turco, desplegado en el norte de Irak, continuará allí.

Ankara justifica que el despliegue de sus fuerzas en la localidad de Bashiqa (en la provincia norteña de Nínive), tiene como objetivo entrenar a las fuerzas kurdas (Peshmerga) para recuperar Mosul, bastión principal de Daesh en Irak.

Mientras que Ankara 'entrena a los Peshmerga', lleva a cabo operaciones aéreas contra las posiciones del otro grupo kurdo, identificado como Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) en las regiones norteñas del país árabe.

 

Asimismo, las fuerzas de Turquía iniciaron en agosto pasado una operación militar para 'luchar' contra los terroristas de Daesh en el norte de Siria. Pero, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG, por sus siglas en kurdo) afirman que el primer objetivo de Ankara es hacer frente a YPG.

El temor de las autoridades turcas a los kurdos de Siria se debe a su avance en el norte del país, que podría permitirles conectar la ciudad de Afrin, en la provincia de Alepo (noroeste), a la ciudad de Kobani (norte), con lo que ―a juicio de Ankara― formarían un Estado kurdo unido con apoyo del PKK.

alg/ncl/mrk

Comentarios