• Varios combatientes del movimiento iraquí Hezb al-Nuyaba.
Publicada: jueves, 8 de septiembre de 2016 2:37
Actualizada: jueves, 8 de septiembre de 2016 12:27

El movimiento iraquí Hezb al-Nuyaba envió 1000 combatientes al norte de Siria para apoyar al Ejército sirio y sus aliados en las operaciones antiterroristas.

El portavoz del Hezbolá de Irak (Hezb al-Nuyaba), Seyed Hashem Musavi, dijo el miércoles a la prensa que el contingente enviado durante los últimos dos días al vecino sirio, tiene la misión de "reforzar" las posiciones del movimiento en el sur de Alepo (norte de Siria).

Estos combatientes luchan, junto a las tropas del Ejército sirio y los efectivos del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), contra los grupos terroristas en el sur y el este de Alepo, dijo Musavi. Añadió que los combatientes iraquíes jugaron también un papel efectivo en las recientes operaciones que llevaron a la liberación de las zonas sureñas de Alepo.

En Alepo, las fuerzas gubernamentales sirias cuentan con la cobertura aérea de Rusia y, en tierra, con la colaboración de los combatientes de Hezbolá libanés y fuerzas populares iraquíes, que a su vez, combaten también, en su propio país a afiliados a las bandas extremistas como EIIL (Daesh, en árabe).

 

Hezb al-Nuyaba mantiene desplegados en Alepo a varios miles de combatientes “muy bien entrenados y capacitados” y se prepara para llevar a cabo una batalla final en Alepo, la segunda ciudad mayor siria y un principal feudo sirio de terroristas.

Una eventual recuperación total de Alepo de manos de grupos armados y terroristas podría adelantar en gran medida el fin del conflicto sirio y poner punto final a seis años de insurrección contra el presidente sirio, Bashar al-Asad.

ftm/ncl/mrk

Comentarios