• Las fuerzas populares iraquíes, conocidas como Al-Hashad al-Shabi.
Publicada: miércoles, 27 de julio de 2016 6:49
Actualizada: lunes, 3 de abril de 2017 8:10

El premier iraquí, Hidar al-Abadi, anunció que las fuerzas populares iraquíes ya son oficialmente parte de las fuerzas de seguridad que luchan contra el terrorismo.

"En base a las exigencias del interés público y con el fin de reestructurar y reorganizar el cuerpo de las fuerzas populares (Hashad al-Shabi), se decidió que dichas tropas se convierten en una organización independiente que forma parte de las Fuerzas Armadas iraquíes", declaró la oficina del premier iraquí en un comunicado al que tuvo acceso el martes la agencia local Al-Sumaria News.

Añadió que así los combatientes de Hashad al-Shabi gozarán de los mismos derechos que tienen los militares iraquíes, es decir, reciben sueldo y tienen prohibido participar en actividades políticas o tener vínculos con los partidos políticos del país.

En base a las exigencias del interés público y con el fin de reestructurar y reorganizar el cuerpo de las fuerzas populares (Hashad al-Shabi),  se decidió que dichas tropas se convierten en una organización independiente que forma parte de las Fuerzas Armadas iraquíes", declaró la oficina del primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi

En este sentido, el portavoz de las fuerzas populares iraquíes, Ahmad al-Asadi, afirmó que Al-Abadi les urgió designar un comandante para Al-Hashad al-Shabi para que estas actuaran bajo las órdenes del premier iraquí.

Con esta decisión, Al-Abadí legitimó la participación de las fuerzas populares iraquíes en las operaciones encaminadas para liberar del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) el control de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, alegó el martes la televisión saudí Al-Arabiya.

Esto se produce después de que durante las operaciones del Ejército iraquí para liberar la ciudad de Faluya, en la provincia occidental de Al-Anbar, las autoridades saudíes acusaron a las fuerzas populares iraquíes de extender el sectarismo en el país árabe.  

 

En marzo del 2015, el exjefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamad El Baradei, reveló que Arabia Saudí había ofrecido una subvención de tres mil millones de dólares a la Universidad egipcia de Al-Azhar para que emitiera una falsa declaración en la que acusase a las fuerzas populares iraquíes de cometer crímenes de lesa humanidad.

mkh/ktg/msf

Comentarios