• El presidente de Indonesia, Joko Widodo, recibe al canciller saudí, Adel al-Yubeir, en Bogor, 22 de octubre de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 22 de octubre de 2018 14:07

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, pide a Arabia Saudí una investigación ‘transparente’ y ‘exhaustiva’ sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

“Indonesia espera que la investigación se lleve a cabo de forma transparente y exhaustiva”, ha declarado este lunes a la prensa el ministro indonesio de Relaciones Exteriores, Retno Marsudi.

Widodo ha expresado su preocupación por el asesinato del periodista saudí en el consulado de su país en la ciudad turca de Estambul en una reunión en la ciudad indonesia de Bogor con el canciller de Arabia Saudí, Adel al-Yubeir, ha agregado Marsudi.

Por su parte, Al-Yubeir calificó el domingo de “tremendo error” la muerte del columnista del diario estadounidense The Washington Post, y subrayó que las autoridades saudíes están trabajando para hallar el cuerpo sin vida de Khashoggi y determinar las circunstancias de su muerte.

Indonesia espera que la investigación se lleve a cabo de forma transparente y exhaustiva”, declara el ministro indonesio de Relaciones Exteriores, Retno Marsudi, sobre el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

 

Transcurridas casi tres semanas desde la misteriosa desaparición de Khashoggi —conocido por ser muy crítico con la política de Riad—, el régimen saudí reconoció el sábado que su muerte se produjo en la sede consular, afirmando que se produjo en una “pelea”.

Ante esta coyuntura, varios países han condenado el asesinato del periodista y han tachado su muerte de “injustificable”. Al mismo tiempo, han instado al régimen de los Al Saud a hacer una “aclaración urgente de lo que sucedió exactamente el 2 de octubre”.

El domingo, un exagente del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) estadounidense reveló que el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman al Saud, ordenó que el asesinato del columnista Khashoggi fuera “muy brutal” para enviar un mensaje a la disidencia: “quien se le oponga lo pagará”.

No obstante, el anuncio de la muerte del periodista y las detenciones que se han producido en el reino árabe a raíz del asesinato muestran que, en realidad, Riad solo trata de desvincular del crimen al príncipe heredero saudí, que también ha desempeñado un papel fundamental en la guerra contra Yemen y en el extraño “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri.

fmk/mla/mkh/rba