• El candidato presidencial de Honduras Salvador Nasralla en una conferencia de prensa en Washington, 19 de diciembre de 2017.
Publicada: miércoles, 20 de diciembre de 2017 1:47
Actualizada: miércoles, 20 de diciembre de 2017 17:09

El opositor Salvador Nasralla aceptó dialogar con el reelecto presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para fijar la fecha de una nueva votación.

“Sí, yo quiero participar en el diálogo para que él entienda que con cuatro años con él gobernando y todo el pueblo en contra hay ingobernabilidad”, declaró el martes el excandidato presidencial Nasralla por la Alianza Opositora contra la Dictadura.

Subrayó, asimismo, que “la salida en Honduras pasa por un inmediato proceso de negociación con el acompañamiento de la comunidad internacional para definir tres puntos claves: cuándo, cómo y bajo qué condiciones llevaremos a cabo, lo más inmediato posible, nuevas elecciones presidenciales”. Con estas palabras respondía Nasralla al llamado de Hernández a la oposición para sostener un diálogo que supere la crisis política. 

“Como presidente electo, extiendo mi mano y abro mi mente para escuchar con atención a los demás y acordar, en un gran diálogo, un acuerdo nacional que consolide la paz y la seguridad”, dijo el mandatario.

Sí, yo quiero participar en el diálogo para que él entienda que con cuatro años con él gobernando y todo el pueblo en contra hay ingobernabilidad”, declaró el martes el que fuera candidato a la Presidencia de Honduras, Salvador Nasralla.

 

Nasralla hacía estas declaraciones desde EE.UU., a donde viajó para presentar ante la Organización de Estados Americanos (OEA) las pruebas del supuesto “fraude” en los comicios del pasado 26 noviembre, cuyos resultados definitivos fueron anunciados el domingo, el mismo día que este organismo hemisférico proponía repetir los comicios por dudas en su proceso.

La crisis en el país centroamericano por las denuncias de irregularidades en los comicios presidenciales desembocó en manifestaciones violentas, muchas de ellas con vandalismo, que han dejado 14 muertos, según Amnistía Internacional. 

Nasralla atribuyó a “la policía militar fundada por el presidente Hernández” la violencia postelectoral y dijo que la violenta represión de las manifestaciones es propia de una “dictadura”. 

ncl/hnb/nii/

Comentarios