• Los veteranos del Ejército quemaron algunas oficinas del Congreso de la República de Guatemal, 20 de octubre de 2021.
Publicada: miércoles, 20 de octubre de 2021 0:58

El diputado Aldo Dávila denuncia que exmilitares “secuestraron” al personal del Congreso de Guatemala y critica la inacción del Gobierno al respecto.

A través de las redes sociales, Dávila señala que los veteranos del conflicto armado (1960-1996) entraron a la fuerza el martes al Congreso y retuvieron al personal, sin que la Policía o el Ministerio de Gobernación hiciera algo para evitarlo.

“No hay policía, no hay antimotines, estamos a oscuras, hay mujeres embarazadas, personas de la tercera edad… Estamos secuestrados adentro del Congreso de la República”, relató Dávila en la red social Facebook, luego de que los exmilitares forzaran su ingreso en el Legislativo, tras varias jornadas de manifestaciones en reclamo de indemnizaciones.

Asimismo, responsabilizó al presidente Alejandro Giammattei, con el giro tomado por las reivindicaciones de los veteranos, pues fue el mandatario y no el Congreso quien les prometió un pago por sus servicios durante la guerra civil.

Los exmilitares que protestan desde hace días en Guatemala en reclamo de viejos adeudos forzaron su ingreso al Congreso para exigir ser escuchados y amenazaron con adoptar acciones más drásticas. Según el parlamentario, unas 200 personas fueron retenidas dentro del edificio legislativo por los manifestantes, sin que se vea un accionar del ministro de Gobernación, Gendry Reyes.

Los manifestantes marcharon desde la capitalina Plaza de la Constitución hasta el Congreso para pedir a diputados que cumplan su promesa de aprobar una ley que avale la indemnización reclamada.

Según la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, apoyada por las Naciones Unidas, la guerra civil en Guatemala dejó unos 200 000 muertos y 45 000 desaparecidos, la gran mayoría indígenas mayas.

La Comisión documentó unas 625 masacres perpetradas por la Fuerza Armada en Guatemala, 420 de ellas ocurrieron entre 1982 y 1983 durante la dictadura del general Efraín Ríos Montt.

La compensación económica a los veteranos de la guerra interna fue una de las promesas de campaña del presidente Giammattei, en su campaña de elección en 2019.

mep/ncl/mkh