• Salubristas protestan por falta de insumos en Guatemala
Publicada: martes, 7 de septiembre de 2021 21:51
Actualizada: miércoles, 8 de septiembre de 2021 1:07

Salubristas y personal de primera línea de combate a la COVID-19 llevan una semana acampando frente a casa presidencial de Guatemala exigiendo derechos laborales.

Salubristas sindicalizados y personal de enfermería decidieron acampar frente a casa presidencial de Guatemala hasta que el presidente de la República, Alejandro Giammattei, resuelva sus peticiones, entre ellas, que se les otorgue los beneficios que la ley establece, tales como vacaciones y prestaciones laborales, que se destinen recursos para combatir la pandemia, porque incluso ellos mismos están comprando sus insumos.

Los reclamos se han generalizado entre el personal de todo el sistema de salud, sobre todo porque el Gobierno ha invertido grandes cantidades de dinero en la celebración del bicentenario de la independencia de España pero no invierte en combatir la tragedia que tiene de rodillas al país y colapsados los dos hospitales más grandes del sistema.

A pesar de las inclemencias del tiempo y las complicaciones de pernoctar en la calle, los sindicalistas no tienen la menor intención de moverse.

Guatemala es el segundo país que menos personas han vacunado en toda Latinoamérica. Los médicos y personal de enfermería están cansados y a muchos les adeudan varios meses. En el hospital más grande del país para atender a enfermos por la COVID-19, únicamente hay 300 camas. Los insumos son escasos y los contagios y muertes se han triplicado.

Hasta ahora apenas han llegado al país poco más de un millón de dosis de vacunas de 8 millones que el gobierno ya pagó hace varios meses dentro de un negocio sumamente opaco, por el resto los guatemaltecos que se han vacunado lo han hecho gracias a donaciones.

Miguel Salay, Ciudad de Guatemala.

xsh/mkh