• Selección de fútbol de Chile.
Publicada: jueves, 14 de noviembre de 2019 19:24

Los jugadores de la selección de Chile decidieron no jugar el amistoso con Perú la próxima semana, por la revuelta social en su país.

“Los jugadores convocados a la selección absoluta de Chile han decidido no disputar el partido amistoso internacional ante la selección de Perú. La decisión fue adoptada por el plantel tras una reunión realizada esta mañana”, informaron los dirigentes del fútbol chileno a través de un comunicado sobre el choque programado para el 19 de noviembre en Lima.

De acuerdo con el texto los jugadores quedaron libres para volver a sus clubes a nivel local y del exterior tras una reunión que mantuvieron el 13 de noviembre en el complejo de entrenamiento Juan Pinto Durán en Santiago, en la que tomaron la decisión a pesar de las gestiones que hizo el órgano para no cancelar el encuentro.

En este sentido, el capitán de la “Roja”, Gary Medel, explicó en redes sociales que laz razones de esta decisión, diciendo: “somos jugadores de fútbol pero ante todo, personas y ciudadanos”.

“hoy Chile tiene otras prioridades mucho más importantes que el juego del próximo martes, hay un partido más importante que es el de la igualdad, el de cambiar muchas cosas para que todos los chilenos vivan en un país más justo”, agregó el jugador.

LEER MÁS: Protestas antigubernamentales continúan intensamente en Chile

Los jugadores convocados a la selección absoluta de Chile han decidido no disputar el partido amistoso internacional ante la selección de Perú. La decisión fue adoptada por el plantel tras una reunión realizada esta mañana”, informaron los dirigentes del fútbol chileno a través de un comunicado sobre el choque programado para el 19 de noviembre en Lima.

Chile vive una revuelta social sin precedentes desde el 18 de octubre contra el Gobierno de Piñera, cuando un alza en la tarifa del metro provocó multitudinarias protestas, incendios y ataques a las estaciones, además de centenares de saqueos a supermercados.

Las demandas del estallido social, que se enfrenta a una represión brutal por parte de la Policía, ya ha dejado unos 24 muertos y más de 2000 heridos y 5000 detenidos, actualmente cubren un amplio abanico, desde mejoras en la educación, la salud y las pensiones hasta una nueva constitución.

mrp/rha/rba

Comentarios