• El estadio reconstruido de Luzhnikí que albergará la final del Mundial de Rusia 2018.
Publicada: jueves, 31 de agosto de 2017 18:03

La renovación del estadio Luzhnikí de Moscú ha finalizado y el recinto está preparado para albergar los partidos del Mundial de Rusia 2018.

“La reconstrucción del estadio Luzhnikí está terminada, los expertos lo han examinado y está preparado para recibir acontecimientos deportivos”, ha declarado este martes el alcalde de la capital rusa, Serguei Sobianine.

Con una capacidad para 81.000 espectadores, el estadio fue completamente renovado, con un coste de 410 millones de dólares (341.2 millones de euros), durante más de dos años de trabajos, con el objetivo de recibir el partido de inauguración y la clausura del Mundial 2018, ha recordado el alcalde.

Según la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) el estadio recibirá su primer partido el 10 de noviembre, un amistoso entre Rusia y Argentina.

La reconstrucción del estadio Luzhnikí está terminada, los expertos lo han examinado y está preparado para recibir acontecimientos deportivos”, ha declarado el alcalde de Moscú (capital rusa), Serguei Sobianine.

El estadio Luzhniki de Moscú, que alberga la final del Mundial de Rusia 2018.

 

Sin embargo el seleccionador ruso, Stanislav Tchertchessov, indicó que este partido no está confirmado por las selecciones.

Recinto más popular de Rusia y durante mucho tiempo llamado ‘Estadio Lenin’, recibió sus primeros partidos en 1956. Luego albergó los Juegos Olímpicos de 1980. En 1992 se decidió llamarlo Luzhnikí.

La final de la Copa de la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA, por sus siglas en inglés) de 1999 y de la Champions de 2008, así como el Mundial de atletismo 2013, figuran entre los acontecimientos que ha albergado.

Fachada del estadio que alberga la final del Mundial de Rusia 2018.

 

El que permanece inamovible es Lenin, el fundador del Estado soviético, cuya estatua sigue presidiendo imperturbable el estadio que llevó su nombre entre su construcción en 1956 y la caída de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1991.

También han mejorado considerablemente las conexiones con el estadio con la construcción de un tren urbano de circunvalación, que lleva a las inmediaciones del Luzhnikí, adonde también se puede llevar en barco por el río Moscova.

“Aficionados, voluntarios y funcionarios de la FIFA podrán desplazarse gratuitamente por la ciudad durante el Mundial”, comentó un representante del Ayuntamiento.

El estadio Luzhniki de Moscú.

 

La seguridad también ha sido una de las prioridades de los constructores del estadio, tanto para prevenir atentados terroristas como para evitar incidentes como la avalancha que costó la vida a 66 personas el 20 de octubre de 1982 durante un partido de la Copa de la UEFA entre el Spartak local y el Harleem holandés.

Una vez acabado el estadio, Rusia quiere que el nuevo Luzhnikí sea inaugurado por el que es considerado el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, en el partido entre Rusia y Argentina previsto para el 10 de noviembre.

“Esperamos ver a Messi en el Luzhnikí en noviembre”, señaló Alexandr Gorbenko, teniente alcalde de Moscú.

No obstante, la presencia del equipo argentino y, por tanto, del astro del Barcelona está en el alero, ya que el equipo latinoamericano podría verse obligado a disputar el repechaje el 6 y 14 de noviembre contra el representante de Oceanía.

fdd/ktg/ftn/mkh

Comentarios