• Un restaurante en París, capital francesa, en el que varias personas murieron por el ataque de un terrorista, 13 de noviembre de 2015.
Publicada: sábado, 14 de noviembre de 2015 7:09
Actualizada: sábado, 14 de noviembre de 2015 10:07

El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ha celebrado y reivindicado la autoría de los atentados en París, la capital de Francia, y ha amenazado con atacar Roma, Londres y Washington.

Tanto simpatizantes como miembros de Daesh han celebrado este sábado los atentados acaecidos en París y han asegurado que integrantes del EIIL llevaron a cabo dichos actos de terror en venganza.

“Es una venganza por Siria. Es el 11 de septiembre de Francia”, se lee en un comunicado difundido por Daesh, citado por la cadena italiana de televisión Sky Tg24.

Es una venganza por Siria. Es el 11 de septiembre de Francia”, se lee en un comunicado difundido por Daesh.

Por otra parte, testigos de la matanza registrada en el salón de conciertos de Bataclan (París), en la que más de 80 personas perdieron la vida, han confirmado que en la masacre participaron hombres que portaban "armas automáticas de tipo Kalashnikov".

Personal médico transporta a una de las víctimas de los atentados de París, capital francesa, 13 de noviembre de 2015.

 

Según Julien Pierce, un periodista de la cadena francesa de televisión Europe 1, que estuvo presente durante el ataque a Bataclan, los asaltantes eran muy jóvenes, no iban cubiertos y empezaron a disparar contra la multitud sin decir “ni una sola palabra”.

También asegura que el tiroteo duró cerca de 10 minutos y los asaltantes tuvieron tiempo de volver a cargar sus armas automáticas en al menos tres ocasiones.

La noche del viernes París fue escenario de seis atentados simultáneos llevados a cabo por al menos ocho terroristas, siete de los cuales se hicieron estallar con cinturones explosivos; hasta el momento, asegura el ayuntamiento de la capital francesa, dichos incidentes han dejado un saldo de más de 128 muertos y 200 heridos, 80 de los cuales se encuentran en estado grave, de acuerdo con el rotativo británico The Guardian.

En respuesta a los atentados el presidente francés, François Hollande, quien se encontraba en el Estadio de Francia cerca del cual tuvieron lugar algunos de los sucesos, declaró el estado de emergencia, y ordenó el despliegue de cerca de 1500 soldados en París y el cierre de todas las fronteras de Francia.

hgn/anz/msf

Comentarios