• 164 detenidos durante tensa jornada de protestas en Francia
Publicada: sábado, 21 de septiembre de 2019 22:50
Actualizada: sábado, 21 de septiembre de 2019 23:26

La Policía francesa ha disparado gas lacrimógeno y ha detenido a al menos 164 manifestantes durante tres marchas que han tensado este sábado al país galo.

La Prefectura de la Policía gala ha confirmado que unas 164 personas han sido arrestadas y otras 395 han sido multadas hasta las 19H30 hora local (17H30 GMT) de este sábado.

Una parte de las detenciones ha ocurrido durante la 45 jornada semanal de protesta de los llamados “chalecos amarillos”, un movimiento social que desde el 17 de noviembre de 2018 se manifiesta cada sábado para denunciar la política social y fiscal del Gobierno del presidente Emmanuel Macron.

LEER MÁS: Policía francesa detiene a 35 ‘chalecos amarillos’ en Nantes

A esto se suman otras marchas simultáneas que han tensado aún más el ambiente: Una manifestación por el clima, a la que se han infiltrado radicales del movimiento “Black Blocs” y otra convocada por el sindicato Fuerza Obrera contra un proyecto de reforma de las jubilaciones.

La prefectura hizo todo lo posible para impedir el derecho a manifestarse”, así denunció la oenegé Grenpeace, uno de los convocadores de la manifestación por el clima, la intervención de la Policía.

Los extremistas de “Black Blocs” (bloque negro) se combinan con manifestantes por el cambio climático, París, 21 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)

 

Algunos activistas esperan que se produzca una “convergencia” entre varias marchas, como Aurélie Trouvé, del movimiento antiglobalización Attac.

“Este día es simbólico para nosotros, por la convergencia de luchas por el clima y [la de] las jubilaciones”, indicó Eric, un “chaleco amarillo” que preveía participar en la manifestación por el clima organizada por los ecologistas.

Mientras tanto, las marchas de este sábado, tal y como las anteriores, han acabado con la intervención de la Policía, que había desplegado 7500 agentes, cañones de agua y vehículos blindados solo en París (la capital).

Este día es simbólico para nosotros, por la convergencia de luchas por el clima y [la de] las jubilaciones”, indicó Eric, un “chaleco amarillo” que preveía participar en la manifestación por el clima organizada por los ecologistas.

Una mujer usa un paraguas para protegerse del spray de pimienta liberado por un oficial de policía francesa, Burdeos, 21 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)

 

La oenegé Grenpeace, uno de los convocadores de la manifestación por el clima, ha denunciado el uso de gases “lacrimógenos contra manifestantes no violentos y familias”. “La prefectura hizo todo lo posible para impedir el derecho a manifestarse”, ha tuiteado.

“Nos tratan como a criminales”, ha denunciado Brigitte, una activista ecologista.

“Nos reunimos para decir que no podemos vivir. No es sólo una manifestación contra un presidente sino contra todo un sistema”, explica por su parte una mujer en sudadera, con capucha, bajo el disfraz del anonimato.

La marcha por el clima se ha concentrado finalmente cerca del Ministerio de Economía, donde los participantes han desplegado pancartas en inglés en las que se podía leer “Macron, el contaminador de la Tierra”; otro revés al Gobierno francés, azotado por distintas protestas.

LEER MÁS: Macron ve cómo se desploma su popularidad

bhr/ncl/rba

Comentarios