• París inaugura “plaza de Jerusalén” pese a protestas antisraelíes
Publicada: lunes, 1 de julio de 2019 7:30
Actualizada: lunes, 1 de julio de 2019 9:50

Inauguran en París “la plaza de Jerusalén” pese a las protestas ante el evento y la presencia del “racista” alcalde de Jerusalén.

Situada en la Rue de Courcelles y Boulevard de Reims, en el Distrito 17, “la plaza de Jerusalén” es también la sede del futuro “Centro Europeo de Judaísmo” que se encuentra en construcción.

Los activistas propalestinos se movilizaron el domingo contra la visita del alcalde israelí de Al-Quds (Jerusalén), Moshe Lion, a París, capital francesa, a invitación de la alcaldesa de la capital gala, Anne Hidalgo, para participar en los actos de inauguración de “la plaza de Jerusalén”.

Portando decenas de banderas palestinas y pancartas propalestinas, los manifestantes denunciaron el apartheid israelí y pidieron el boicot a Israel dentro del marco de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). De igual modo, criticaron a Hidalgo por haber invitado al evento al alcalde “racista” israelí.

Los críticos de la medida denuncian que la inauguración de la plaza tiene la misma naturaleza que el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv, sita en el oeste de los territorios ocupados palestinos, a la ciudad palestina de Al-Quds, y es legitimar la ocupación israelí.

LEER MÁS: EEUU abre su embajada en Al-Quds en medio de protestas

LEER MÁS: Zarif: Al-Quds no es de EEUU ni de Israel para que se la regalen

 

Olivia Zemor, presidenta de la asociación francesa Euro Palestina, señaló que cambiar el nombre de una plaza no es un problema en sí mismo, pero sí es el hecho de invitar a Lion, que, según la activista, “es una racista que desea deshacerse de todos los palestinos”.

Su portavoz. Nicolas Shahshahani, también denunció que la alcaldesa siguió los pasos del presidente estadounidense, Donald Trump, “un fascista que dio recientemente promesas adicionales a Israel”.

LEER MÁS: EEUU: Israel tiene derecho a anexarse partes de Cisjordania

LEER MÁS: ‘Cierre del consulado en Al-Quds es otro favor de EEUU a Israel’

Entre las concesiones de EE.UU. al régimen israelí, según deseo expreso de su primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, figuran: el reconocimiento de la ciudad palestina de Al-Quds como capital israelí, la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear firmado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), la reimposición de sanciones al país persa, y también la inclusión del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en su lista de “grupos terroristas”.

LEER MÁS: Netanyahu agradece a Trump su nueva medida contra el CGRI de Irán

 

¿Qué es el BDS?

El movimiento BDS es una campaña global que busca presionar económicamente al régimen israelí para obligarlo a cumplir con las normas según el Derecho Internacional, incluida la retirada de los territorios ocupados, la eliminación del muro de separación de Cisjordania y el derecho de retorno para los refugiados palestinos.

Así, los tres ejes principales de lucha del BDS son: ocupación, colonización y apartheid. La campaña no se dirige contra las ciudadanas y ciudadanos judíos, ni mucho menos contra los judíos del mundo (muchos judíos participan en el BDS, también dentro de los territorios ocupados), sino contra las instituciones que sostienen y financian las políticas de Israel en los territorios palestinos ocupados.

Esta campaña nació en el seno de la propia sociedad palestina y se extendió hacia el exterior, lo que le da gran legitimidad y una fortaleza ética, evitando el riesgo de caer en el paternalismo y el eurocentrismo de la solidaridad internacional con Palestina.

ask/ftm/nii/

Comentarios