• Luque: Protestas someten a Macron a extrema debilidad política
Publicada: jueves, 6 de diciembre de 2018 18:26
Actualizada: jueves, 6 de diciembre de 2018 19:20

Las protestas en Francia contra la subida de impuestos al combustible ponen al Gobierno galo en una situación de extrema debilidad política, según un analista.

En un análisis elaborado para Hispan TV, el analista en temas internacionales Eduardo Luque ha comentado este jueves que los recientes disturbios en Francia, no sólo han obligado al Gobierno del presidente Emmanuel Macron a retroceder en sus iniciativas económicas, sino que exponen su incapacidad en la gestión de gobierno del país galo.

“(El presidente de Francia, Emmanuel Macron) con estos impuestos conseguiría reducir el déficit que tiene el Estado francés y entrar dentro de la senda teórica de la Unión Europea en cuanto al déficit (...) al hacer marcha atrás en estas reformas, el presidente francés no cuadrará el presupuesto”, ha señalado el analista.

Al verse frustrado sus iniciativas económicas, ha proseguido, el Gobierno de Macron se somete a una “situación de extrema debilidad política” y pone de manifiesto la debilidad de la Unión Europea (UE) que impone unas obligaciones insoportables a los pueblos de países miembros del bloque comunitario.

(El presidente de Francia, Emmanuel Macron) con estos impuestos conseguiría reducir el déficit que tiene el Estado francés y entrar dentro de la senda teórica de la Unión Europea en cuanto al déficit (...) al hacer marcha atrás en estas reformas, el presidente francés no cuadrará el presupuesto”, opina el analista en temas internacionales Eduardo Luque.

 

Francia ha sido sacudido desde el pasado 17 de noviembre por disturbios a raíz de las protestas violentas de los llamados “chalecos amarillos” contra el aumento de impuestos a los carburantes que han dejado hasta el momento 4 muertos, centenares de heridos y muchos detenidos.

Aunque el Ejecutivo galo se vio obligado a ceder ante las demandas de los manifestantes, y anunció que la subida de impuestos a los carburantes, prevista para el 1 de enero y motivo de las protestas, quedaba “anulada para el año 2019” en su totalidad, las autoridades temen nuevos disturbios.

En este sentido, el Gobierno francés ha anunciado que desplegará 65 000 efectivos de seguridad para reprimir las protestas previstas para los próximos días.

Las protestas han incidido en la popularidad de Macron, cuya gestión ha registrado una aprobación de solo el 19 %, su nivel más bajo.

Fuente: HispanTV Noticias

ahn/ktg/fdd/hnb

Comentarios