• Manifestantes en Francia denuncian paro y precariedad
Publicada: sábado, 2 de diciembre de 2017 23:51
Actualizada: domingo, 3 de diciembre de 2017 1:02

Miles de franceses han salido a las calles para reclamar un empleo y el final de políticas liberales que mantienen en la precariedad a millones de ciudadanos.

Francia sufre, lo dicen estos hombres y mujeres que han salido a la calle para reclamar una política gubernamental que no les abandone. Hombres y mujeres que sufren la precariedad destilada por políticas erráticas que han dejado al borde de la carreta a millones de ciudadanos. Hombres y mujeres que exigen del gobierno que cesen los ataques contra aquellos que más necesitan ser ayudados.

Las cifras globales de desempleo en Francia han subido en un 2,8 % en un año. 5.923.200 personas están inscritas en el paro. El 80 % de aquellas que trabajan unas pocas horas por mes son mujeres. El 42 % de los desempleados que cobran una prestación siguen bajo el umbral de la pobreza. Ante esta situación los manifestantes denuncian el desmantelamiento del servicio público y de la política social.

La gratuidad del trasporte para los desempleados, una verdadera política de formación para los parados y el mantenimiento de contratos subvencionados para favorecer la inserción profesional son algunas de las reivindicaciones de unos ciudadanos que lo único que quieren es poder trabajar dignamente.

Los manifestantes también piden otra cosa, que es tan importante como un puesto de trabajo: piden respeto. No quieren ser tratados de vagos o de incultos, no quieren ser despreciados por un presidente, Emmanuel Macron, del que dicen ha olvidado ser el presidente de todos los franceses.

Juan José Dorado, París.

mhn/mkh