• Una planta de producción de hormigón de Lafarge a orillas del río Sena, en París. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 29 de julio de 2023 11:13

Familias estadounidenses demandaron al principal productor de cemento francés por haber apoyado financieramente a Daesh y otros grupos terroristas en Siria.

Los demandantes incluyen a familiares de soldados y trabajadores humanitarios estadounidenses, que fueron asesinados o heridos por la banda Daesh y otros grupos terroristas, que operaron en Siria e Irak con el respaldo del gigante francés del cemento Lafarg.

Según la reclamación presentada el jueves ante el tribunal de distrito oriental de Nueva York, la demanda legal se produjo después de que Lafarge fuera condenado el año pasado por sobornar y admitir haber pagado a los grupos terroristas de Daesh y Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), para que permitan a la empresa seguir operando en el norte de Siria.

Lafarge, que en 2015 se fusionó con la empresa suiza de materiales de construcción Holcim (HOLN.S), acordó pagar 778 millones de dólares en decomiso y multas como parte de un acuerdo de culpabilidad y, tal como muestran los documentos judiciales, admitió haber ofrecido casi 6 millones de dólares en efectivo a los dos grupos terroristas.

El apoyo de Lafarge a ISIS (Daesh) y Frente Al-Nusra fue profundo. Operaba una lucrativa planta de cemento en el norte de Siria y consideró que sobornar a los terroristas ofrecía la mejor manera de proteger sus ganancias de la planta”, denuncia el documento judicial.

Además de la compañía gala en sí, su expresidente Bruno Lafont y otros ejecutivos están incluidos en el documento que demanda compensación por los daños.

 

La firma francesa, especializada en cuatro productos principales —cemento, hormigón, áridos y yeso— compró la planta en 2007, cuatro años antes de que se iniciara en Siria un conflicto interno agravado por el apoyo multilateral, financiero y logístico de muchos países regionales y occidentales a Daesh y otros grupos extremistas.

 

El ultraviolento grupo Daesh comenzó una campaña de terror en Irak y Siria hace casi una década, con la toma de control de vastas extensiones de tierra y atentados en ambos países.

El ejército estadounidense afirma que su presencia en Siria tiene como objetivo evitar que los campos petrolíferos de la zona nororiental del país levantino caigan en manos de células de Daesh, grupo que fue aniquilado por el Ejército sirio y sus aliados rusos e iraníes.

Para Damasco, sin embargo, el despliegue ilegal de Estados Unidos en el suelo sirio está destinado a saquear los recursos naturales de la nación árabe.

mrg/ncl