• La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, habla con la prensa en Bruselas, Bélgica, 20 de octubre de 2022. (Foto: Getty Images)
Publicada: jueves, 20 de octubre de 2022 23:03

El Gobierno de Finlandia proyecta construir una valla metálica en su frontera con Rusia, a ocho meses de la operación militar rusa en Ucrania.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo unánime de los grupos parlamentarios finlandeses, planea levantar una valla de varios metros de altura con concertinas en la parte superior y cámaras de videovigilancia en los tramos más vulnerables de la frontera con Rusia, con el objetivo de protegerse de la migración irregular.

“Esperemos que el trabajo pueda comenzar lo más rápido posible”, afirmó la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, durante una rueda de prensa en Helsinki (capital).

Está previsto que las obras duren un máximo de cuatro años y la verja tendrá una extensión total de entre 130 y 260 kilómetros, lo que supone entre el 10 y el 20 % de los 1340 kilómetros de frontera que comparten Finlandia y Rusia.

El proyecto se había propuesto inicialmente por la guardia fronteriza de Finlandia y tendrá una inversión de “varios cientos de millones de euros”.

A pesar de contar con un amplio apoyo parlamentario, la medida ha sido duramente criticado. “Los daños son alarmantemente mayores que los beneficios”, considera Jussi Laine, profesor de geografía humana en la Universidad del Este de Finlandia.

 

De hecho, según el experto, el proyecto trata de ser una solución muy costosa para un “número relativamente pequeño de migrantes”, mientras que construir barreras también crea mayores riesgos para los migrantes, pues “detiene solo a muy pocas personas”.

“En resumen, la gente muere. Las cercas no resuelven los problemas”, dijo Laine, advirtiendo que algunos migrantes podrían aventurarse en terrenos más peligrosos para cruzar a Finlandia.

Finlandia tiene la frontera más larga de la Unión Europea (UE) y la segunda de Europa, después de la de Ucrania, con Rusia. El Parlamento de Finlandia ya había aprobado en julio reformar su Ley de Guardia Fronteriza y la Ley de Preparación para aumentar la seguridad en la frontera y permitir a las fuerzas de seguridad limitar el tráfico en la zona fronteriza, en caso de emergencia ante posibles represalias de Rusia por tratar de adherirse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Además, el pasado mes de septiembre, Finlandia prohibió la entrada al país de turistas rusos, aunque tengan el visado expedido en un país del espacio Schengen.

nkh/ctl/mkh