• Miles de austríacos toman las calles ante el alto costo de vida
Publicada: martes, 20 de septiembre de 2022 13:37
Actualizada: martes, 20 de septiembre de 2022 17:53

Miles de personas toman las calles de Viena para denunciar la dura situación económica, agravada por el conflicto en Ucrania y la imposición de sanciones antirrusas.

Según los organizadores, más de 30 000 personas participaron el lunes en las manifestaciones en todo el país, incluidas 20 000 solo en la capitalina ciudad de Viena, coreando consignas para protestar por las elevadas facturas de electricidad y gas, y exigir precios más justos y salarios más altos. 

Las protestas fueron convocadas por la Federación Sindical de Austria (OGB) y contaron con el respaldo de representantes sindicales y activistas por los derechos de las mujeres.

La tasa de inflación del país centroeuropeo se ubicó en 9,3 % en agosto, mientras que la canasta de consumo (costo del consumo de los hogares y servicios esenciales) subió 16, % respecto al año pasado, según informó el periódico alemán Zeitung der Arbeit (ZdA).

El aumento de los precios de la energía junto con la inflación desbocada ha puesto el sustento de las personas bajo fuertes limitaciones después de que los países europeos rompieran sus lazos energéticos con Rusia, el principal proveedor de gas natural de Europa, lo que provocó una grave crisis económica en el continente.

 

Miles de franceses se manifestaron el sábado en París tras un llamado del partido derechista Patriots, para exigir renuncia del presidente francés, Emmanuel Macron, y la salida del país de la Unión Europea (UE) y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Además, unos 70 000 checos se congregaron el pasado 3 de septiembre en la Plaza de Wenceslao, en el centro de Praga, la capital de la República Checa, para protestar contra la política actual del país, y pedir la dimisión del Gobierno y neutralidad del país en la guerra en Ucrania.

Los manifestantes, convocados por partidos opositores, protestaron también contra la OTAN, y pidieron el fin de las sanciones impuestas por la UE contra Rusia, que han causado una crisis energética sin precedentes en los países europeos.

Debido a las sanciones impuestas contra Rusia, por su operación militar en Ucrania, los países europeos se enfrentan a una profunda crisis energética. Los embargos, que tuvieron como finalidad debilitar la economía de Rusia, han tenido efecto bumerán, y la crisis energética está socavando la estabilidad política de los países europeos.

rth/rba