• Avión de combate modelo L-159 ALCA de la Fuerza Aérea checa.
Publicada: martes, 30 de agosto de 2016 9:52
Actualizada: martes, 30 de agosto de 2016 12:54

Las fuerzas aéreas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han iniciado este martes una maniobra bautizada Ample Strike 2016 (AMSE16).

En estos ejercicios militares, que se están desarrollando en la República Checa, participan unas 1500 tropas de 17 países miembros de la Alianza Atlántica y sus socios.

El propósito de esta maniobra es perfeccionar las interacciones entre los controladores aéreos avanzados basados en tierra y las tripulaciones a bordo de aviones y helicópteros, que tienen la tarea de atacar objetivos enemigos hipotéticos en tierra.

La ceremonia inaugural de los ejercicios ruso-mongoles Selenga 2016 tuvo lugar en el centro de entrenamiento del DME Burduni, en la república de Buriatia (...) En las maniobras participan unos 1.000 militares y unas 200 unidades de material bélico de ambos países”, manifiesta el portavoz del Distrito Militar Este (DME), Alexandr Gordéev.

Las aeronaves involucradas en los ejercicios partirán desde los campos de aviación en el Reino Unido, Alemania, Hungría y la República Checa.

En este sentido, coronel Zdenek Bauer, de la Fuerza Aérea Checa que coordina los ejercicios, ha explicado que las aeronaves que provienen desde el extranjero no usarán la artillería, pero “los participantes desplegados en el territorio checo tendrán armas a bordo”.

Los ejercicios militares AMSE16, a los que asisten 10 helicópteros y aviones checos y 24 jets y helicópteros de otros países, serán terminados el próximo 20 de septiembre.

Rusia siempre ha mantenido su desconfianza ante las maniobras de la OTAN y el significativo aumento de la presencia militar occidental en las inmediaciones del territorio ruso, pues ha incrementado en los últimos meses el número de maniobras militares para revisar sus capacidades militares, lo que por su parte preocupa al Occidente.

Por su parte, unos 1000 militares de Rusia y Mongolia han comenzado este mismo martes los ejercicios conjuntos Selenga en la república fronteriza rusa de Buriatia, ha informado el portavoz del Distrito Militar Este (DME), Alexandr Gordéev.

“La ceremonia inaugural de los ejercicios ruso-mongoles Selenga 2016 tuvo lugar en el centro de entrenamiento del DME Burduni, en la república de Buriatia (...) En las maniobras participan unos 1.000 militares y unas 200 unidades de material bélico de ambos países”, ha declarado el vocero castrense.

Estas maniobras se prolongarán hasta el próximo 7 de septiembre y se celebran anualmente desde 2008 y ahora tienen el carácter de simulacro antiterrorista en el marco de la operación de reconocimiento y en prácticas de tiro con fuego real.

zss/rha/nal

Comentarios