• El primer ministro belga, Charles Michel.
Publicada: jueves, 7 de julio de 2016 6:53

El grupo terrorista Daesh culpa al primer ministro belga, Charles Michel, de los atentados del 22 de marzo contra el aeropuerto y una estación de metro de Bruselas.

"Michel es el culpable. Ataques sincronizados. El aeropuerto es objetivo", afirma el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en un video con rimas de rap y difundido el miércoles en fragmentos por los diarios belgas Het Laatste Nieuws y Het Belang van Limburg.

De este modo, Daesh responsabiliza a Michel de los atentados que perpetró hace más de tres meses en Bruselas (capital) y que, según el balance oficial, dejaron 31 muertos y más de 300 heridos. Tres días después de los hechos, Michel anunció que su país enviaría, en breve, cazas F-16 para atacar las posiciones de este grupo takfirí en Oriente Medio.

(Charles) Michel es el culpable. Ataques sincronizados. El aeropuerto es objetivo", dice Daesh en un vídeo con rimas de rap.

El material recién difundido hace referencia a los autores de los atentados y también incluye frases en inglés como esta: "Bruselas está aterrorizada. No culpen a nadie más que a su Gobierno por ello". Todo ello va acompañado de imágenes del caos y la confusión después de los atentados, así como de fotos del premier belga reunido con su homólogo francés, Manuel Valls.

El Aeropuerto Internacional de Zaventem, en Bruselas, escenario de dos atentados suicidas, 22 de marzo de 2016.

 

El mandatario belga ya ha reaccionado al video al indicar que no se dejarán amilanar por Daesh. "No nos dejaremos intimidar por estas amenazas. Combatir a Daesh es defender nuestra democracia y la seguridad de nuestros ciudadanos", aseveró, para asegurar después que continuará con "la lucha contra el terrorismo" con sus socios.

Tras los sangrientos atentados en la capital europea, algunos lo consideraron el resultado de una política errónea en la lucha antiterrorista en Siria, además de destacar los errores de seguridad que no dejaron que se pudieran impedir los sucesos.

La amenaza contra las ciudades europeas y occidentales no ha disminuido, ya que los terroristas continuamente retan con realizar nuevos ataques. Bélgica teme que sus centrales nucleares puedan ser su próximo objetivo.

Bélgica envió el lunes un destacamento de seis aviones F-16 a Oriente Medio para realizar ataques en Irak y Siria en el marco de la coalición que lidera Estados Unidos bajo el pretexto de la lucha contra Daesh.

snr/anz/hnb