• El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg.
Publicada: martes, 31 de mayo de 2016 13:47
Actualizada: martes, 31 de mayo de 2016 17:22

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, asegura que la Alianza no busca otra Guerra Fría con Rusia, pero insiste en desplegar más tropas cerca de este país.

“No queremos una confrontación con Rusia y una nueva Guerra Fría. No deseamos una nueva carrera armamentística“, ha dicho este martes Stoltenberg durante un discurso en la Universidad de Varsovia, la capital de Polonia.

Según el alto mando de la OTAN, el despliegue masivo de tropas por parte de la Alianza en las fronteras europeas con Rusia no está dirigido contra Moscú y no hay razón alguna por la que las autoridades rusas sientan inquietud por este tipo de medidas.

No queremos una confrontación con Rusia y una nueva Guerra Fría. No deseamos una nueva carrera armamentística“, ha dicho el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg.

Stoltenberg ha reiterado que estos despliegues buscarían repotenciar la capacidad militar de la OTAN en el este de Europa, tanto a corto como a largo plazo, para estar preparados ante posibles amenazas imprevistas.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, en Varsovia, la capital de Polonia, 31 de mayo de 2016.

 

Del mismo modo, aludiendo a la actual escalada de tensiones entre la OTAN y Rusia, ha insistido en que la Alianza Atlántica desea mantener lazos normales y amistosos con Moscú, razón por la que ha invitado a las autoridades rusas a abstenerse de adoptar medidas agresivas.

Desde el comienzo de la crisis ucraniana en febrero de 2014, la OTAN y EE.UU. han aumentado su presencia militar cerca de la frontera de Rusia, una medida que ha provocado duras críticas del Kremlin, además de generar protestas en varios países europeos, incluida Ucrania.

No obstante, la reciente escalada de tensiones se debe a la activación por parte de la Alianza Atlántica de un sistema antimisiles estadounidense Aegis Ashore en la base de Deveselu, en Rumanía, a unos 600 kilómetros al oeste de la península de Crimea, recientemente unificada a Rusia.

hgn/anz/hnb

Comentarios