• --
Publicada: sábado, 25 de agosto de 2012 22:33
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 19:32

Anders Behring Breivik, responsable de haber asesinado a 77 personas de forma violenta-lamentó no haber matado a más gente- durante el discurso que pronunció en el tribunal que lo condenó el jueves pasado a 21 años de cárcel. Breivik declaró que no apelaría el fallo de la corte porque no reconoce la autoridad de un tribunal nombrado por los partidos políticos que respaldan el multiculturalismo, antes de que los magistrados cortaran el sonido de su micrófono. Pese a que su micrófono ya no funcionaba, el fanático ultraderechista continuó su discurso y ofreció disculpas a los “militantes nacionalistas” noruegos y europeos por no matar a más personas en la isla Utoya (suroeste) el 22 de julio de 2011. La condena de 21 años en confinamiento prorrogables, considerada como la máxima en Noruega puede equivaler a cadena perpetua ya que permite a los magistrados prolongarla de manera indefinida una vez que se cumple este plazo. Breivik de 33 años, recibió la condena luego de que el tribunal descartó considerarlo “demente”, lo que suponía que se mantendría en un hospital psiquiátrico durante el tiempo que las autoridades estimen que el paciente es una amenaza para la sociedad. El fanático noruego será recluido en una celda de 24 metros cuadrados en la prisión de Ila ubicado en el osete de Oslo, la capital noruega. Breivik acabó con la vida de 77 personas, al detonar una bomba en el centro de la capital que dejó ocho personas muertas; horas después abrió fuego contra un campo de verano de la Juventud Laborista en la isla de Utoya, donde 69 personas perdieron la vida. ah/cl/msf
Comentarios