• --
Publicada: lunes, 14 de enero de 2013 10:57
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 14:28

El Reino Unido lanzará el primer vuelo de prueba de su caza supersónico no tripulado 'Taranis' en Australia entre marzo y mayo, lo que podría suponer el comienzo de una nueva era, ya que pretende sustituir a los aviones pilotados. El avión superará la velocidad del sonido y es invisible para los radares de su “enemigo”, ya que se trata de un 'drone' intercontinental de quinta generación, según informaron esta semana los medios de comunicación británicos. El nuevo avión robótico ha sido fabricado por la compañía británica 'BAE Systems', la cuarta mayor contratista militar del mundo: presentó el avión en julio de 2010 en el marco de un proyecto de amplias dimensiones. De acuerdo con los diseñadores de 'Taranis', la aeronave actualmente es única a nivel mundial por sus características específicas, por ejemplo, su capacidad para maniobrar sin el manejo del centro de control de vuelos o evadir a los misiles que le siguen de manera automática, asimismo, reconoce sus blancos automáticamente y solo necesita permiso para destruir el blanco. El coste de cada una de estas naves alcanza alrededor de los 200 millones de dólares, un precio elevadísimo para uno de los aviones no tripulados más avanzados del mundo, pero la Real Fuerza Aérea (RAF, por sus siglas en inglés), rama aérea de las Fuerzas Armadas Británicas, lo considera una buena inversión. Cabe mencionar que actualmente distintos países como el Estados Unidos y Francia tratan de desarrollar aviones similares. mrk/nii/