• --
Publicada: miércoles, 26 de junio de 2013 20:38
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 12:33

El Gobierno del Reino Unido ha decidido dejar de ofrecer ayudas sociales a los inmigrantes que no hablen inglés, así que los que no saben este idioma deben participar en los cursos especiales para impedir la reducción de sus ayudas sociales. Así lo ha anunciado este miércoles el ministro británico del Tesoro, George Osborne, al presentar una nueva ronda de recortes de gastos para intentar reducir el elevado déficit público del país. Osborne ha dado a conocer el proyecto del Ejecutivo británico para efectuar el recorte de 11 500 millones de libras (13 600 millones de euros) en el ejercicio fiscal de 2015-16, anunciado en marzo pasado durante los presupuestos. Alrededor de un 45 % del citado tijeretazo se realizará en los gastos dentro de los ministerios y el resto se efectuará con la supresión de 144 000 puestos de trabajo en el sector público. El ministro trata de justificar la nueva ronda de reducciones del gasto en el país, que se suma a otras ya ejercidas a partir del año 2010, por la dura situación económica, que compara con un enfermo en "cuidados intensivos", ya que la deuda del Reino Unido asciende al 75,2 % del Producto Interior Bruto (PIB). Desde el año 2008, los países de la Unión Europea (UE) viven sumidos en una crisis económica sin precedentes que ha obligado a los Gobiernos a adoptar severas medidas de austeridad con un impacto negativo sobre la gente de a pie. Ciudadanos de diferentes sectores sociales han protagonizado diversas protestas contra las medidas de ajuste que buscan salvar a Europa de la quiebra financiera. rb/aa/