• Resultados previstos para las elecciones regionales del 27 de septiembre en Cataluña (noreste de España) por el estudio de Jaime Miquel y Asociados.
Publicada: viernes, 4 de septiembre de 2015 9:00

La suma de candidaturas independentistas Juntos por el Sí (JS) y Candidaturas de Unidad Popular (CUP) obtendrá la mayoría de escaños en el parlamento regional catalán tras las elecciones del día 27.

El estudio concluye que las presiones de Madrid contra el proyecto soberanista se materializarían en un aumento del 10,7 % (186 000 votos) del voto a listas soberanistas, en comparación con los resultados de Convergencia y Unión (CiU, en sus siglas catalanas), Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) y las CUP.

En realidad, el avance del independentismo no se debe a Juntos por el Sí, que perdería 11 escaños respecto a los resultados conjuntos de CiU y ERC en 2012, sino al avance meteórico de las CUP, que ganarían 228 000 nuevos votantes. Un ascenso del 180 % que las haría pasar de 3 a 13 escaños.

Sumados a los 60 que el estudio atribuye a Juntos por el Sí, los 73 representantes independentistas superarían el corte de 68 diputados que marca la mayoría de los 135 escaños del parlamento regional de Cataluña, en el noreste de España.

En el campo antiseparatista se observa un fenómeno similar de polarización, con el Partido Popular (PP) perdiendo apoyo —y pasando de 19 escaños a 11 o 12—, y sin embargo con una multiplicación de los votos a Ciudadanos, que pasarían de 9 a 20 o 21 escaños.

David Fernández, diputado de las Candidaturas de Unidad Popular (CUP), interviene en el parlamento regional de Cataluña (noreste de España).

 

Los analistas estiman que es ese ascenso de Ciudadanos, que cuenta con años de trayectoria “españolista” en Cataluña, lo que lastra el avance de la marca de Podemos en Cataluña. Cataluña Sí se Puede pasaría de la ausencia de representación a 16 escaños, lejos aún de la segunda plaza a la que aspira.

Otros grandes perjudicado sería el Partido Socialista de Cataluña (PSC), que pasaría de 20 a 13 escaños; Unión Democrática de Cataluña (UDC), que tras su escisión de CiU quedaría con 2 o fuera del parlamento regional, y especialmente Iniciativa por Cataluña Verdes-Izquierda Unida y Alternativa (ICV-EUiA, en catalán), que perdería sus 13 escaños.

El análisis de avance de posiciones ha sido realizado para el Observatorio Continuo del diario electrónico Público por el gabinete de asesoría electoral de Jaime Miquel y Asociados.

Tras la gran manifestación del 11 de septiembre de 2012, el movimiento independentista catalán ganó un gran ímpetu, que en 2014 llevó a la convocatoria de una consulta informal, prohibida por las autoridades centrales, en la que cerca de un tercio de la población convocada participó y se pronunció, en un 80 %, a favor de la independencia.

La ausencia de resultados concretos de la consulta llevó a las fuerzas soberanistas a plantear las próximas elecciones regionales como un plebiscito. El pasado 13 de julio, ERC y CDC anunciaron su acuerdo para concurrir juntos a las próximas elecciones regionales, el 27 de septiembre, con el programa de transformar Cataluña en Estado independente.

mla/ncl/rba

Comentarios