• El fugitivo líder catalán, Carles Puigdemont.
Publicada: sábado, 3 de marzo de 2018 2:44
Actualizada: sábado, 3 de marzo de 2018 23:53

El cesado presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha arremetido este viernes contra el Estado español y ha defendido la desobediencia civil como una herramienta democrática mediante la cual es posible garantizar los derechos de los catalanes.

En una entrevista con el rotativo británico The Guardian, el expresidente de la Generalitat de Cataluña ha asegurado que la mejor herramienta a la disposición de los catalanes para “recuperar sus derechos” es la desobediencia civil.

“La desobediencia civil no es un crimen (…) es una herramienta democrática”, ha dicho Puigdemont, para después arremeter contra el rey de España, Felipe VI, por su respaldo al Partido Popular (PP) durante la crisis en que se sumió España tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña.

También, ha insistido en que el rey de España, con sus posturas en contra de los independentistas, ha mermado el apoyo de los catalanes a la monarquía.

“Se ha convertido en jefe de Estado de solo una parte de la sociedad y por esa razón la monarquía ha perdido Cataluña (…) Una república no necesita un rey. Felipe VI ha actuado al margen de la Constitución española”, ha declarado el líder catalán desde Bélgica.

La desobediencia civil no es un crimen… es una herramienta democrática”, ha dicho el expresidente de Cataluña Carles Puigdemont.

 

Asimismo, ha defendido el “Consejo de la República” que se propone a crear como una variante de “Gobierno en el Exilio”, mientras que ha asegurado que está psicológicamente preparado para la cárcel.

Puigdemont fue destituido, junto con su gabinete en octubre pasado, como consecuencia del proceso de aplicación de las medidas del artículo 155 de la Constitución española por parte del Gobierno central, en respuesta a la “ilegal” declaración de independencia de Cataluña por el Parlamento regional.

En la actualidad, el expresidente se encuentra en Bélgica huido de la Justicia española desde principios de noviembre de 2017 y se enfrenta a cargos de rebelión y sedición, entre otros, por impulsar la independencia, pero en una situación anómala, espera retomar su cargo como presidente de Cataluña.

hgn/ctl/snz/mjs

Comentarios