• El “Trío de las Azores”, Tony Blair, George W. Bush y José María Aznar, anuncia la intervención bélica en Irak, en 2003, en la isla portuguesa de las Azores.
Publicada: miércoles, 28 de junio de 2017 21:34
Actualizada: miércoles, 28 de junio de 2017 22:42

El Senado español, de mayoría popular, rechaza la petición de Podemos de abrir una investigación sobre la participación de España en la invasión a Irak en 2003.

En el pleno del Senado de este miércoles, la senadora de Podemos Sara Vilá ha aducido que es muy necesario que la Cámara alta española cree una comisión de investigación sobre el “gravísimo error” que supuso participar en la invasión a Irak, que era un país soberano.

De este modo, ha recordado a los senadores que la ofensiva a Irak se emprendió bajo la “falsa” premisa de la existencia de armas de destrucción masiva, tras lo cual el entonces presidente de EE.UU., George W. Bush (2001-2009), y el primer ministro británico, Tony Blair (1997-2007), se disculparon públicamente, a diferencia del entonces presidente español, José María Aznar (1996-2004).

“Nunca ha pronunciado (Aznar) una palabra de disculpa, arrepentimiento ni humildad para reconocer que nunca hubo armas de destrucción masiva”, ha lamentado Vilá, para después subrayar las consecuencias “devastadoras” que ha sufrido el pueblo iraquí, aun hoy en día, como consecuencia de la ofensiva.

En este sentido, ha enfatizado que más de 650.000 personas, civiles iraquíes en su mayoría, murieron a raíz de las decisiones tomadas por el conocido como “Trío de las Azores”, es decir, Bush, Blair y Aznar.

Nunca ha pronunciado (Aznar) una palabra de disculpa, arrepentimiento ni humildad para reconocer que nunca hubo armas de destrucción masiva”, ha lamentado la senadora de Podemos Sara Vilá.

 

En 2003, el Gobierno del Partido Popular (PP), presidido por Aznar, disfrutaba de una mayoría absoluta que le permitió dar la orden de una intervención no directa de España en dicha contienda y todo en base al beneficio económico que la reconstrucción del país árabe iba a suponer para las empresas españolas.

Mientras tanto, en aquellos momentos, miles de ciudadanos españoles, organizados en movimientos pacifistas contra la guerra, salieron a las calles para mostrar su rechazo a tal decisión gubernamental, propiciada por Bush y Blair, que, no obstante, hicieron caso omiso a estas peticiones masivas del pueblo español.

La solicitud de la formación morada, presentada en forma conjunta con Izquierda Republicana de Cataluña (ERC, por sus siglas en catalán), fue replicada por el portavoz del PP, Carlos Aragonés, que ha alegado que las comisiones de investigación no sirven de nada. Posteriormente, la Cámara alta, con los votos de los senadores populares, ha bloqueado dicha iniciativa.

krd/anz/hgn/rba

Comentarios