• La infanta Pilar de Borbón, hermana del rey emérito, Juan Carlos I, y tía del actual rey de España Felipe VI.
Publicada: jueves, 7 de abril de 2016 2:17
Actualizada: jueves, 7 de abril de 2016 10:00

La infanta española Pilar de Borbón, hermana de Juan Carlos I y tía del actual monarca, reconoció haber tenido una sociedad offshore en Panamá.

Así ha anunciado este miércoles la hermana del rey Felipe VI, en un comunicado, si bien, alega que no ha incumplido las obligaciones “que exigiera la legislación tributaria española”.

En este contexto, ha explicado que, en un principio, la sociedad pertenecía a Aleko Papamarkou —amigo personal de su marido, Luis Gómez Acebo, fallecido en 1991— que la había formado con miras a "desarrollar su actividad profesional fuera de España".

Igualmente, ha subrayado que después de un intento “frustrado” de la organización independentista del País Vasco (ETA, por sus siglas en vascuence) para secuestrar a su padre y su esposo, este último decidió poner en marcha actividades profesionales "alejadas" de España junto a Papamarkou, quien le otorgó la titularidad de la sociedad.

El nombre de la infanta aparece en la junta de la sociedad debido a razones "de seguridad” y para evitar el surgimiento de posibles eventualidades, ha sostenido Borbón, quien afirma que no tenía intención de ocultar la constitución de esta empresa a las autoridades españolas.

Según los papeles divulgados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y el diario El Confidencial , Pilar de Borbón presidió durante 40 años una empresa gestionada por el bufete Mossack Fonseca.

La compañía, radicada en Panamá, se disolvió solo 5 días después de que a Juan Carlos I lo sucediese su hijo Felipe VI en junio de 2014, según la documentación recibida por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, estudiada por el CIJ y difundida a nivel mundial el domingo.

La infanta ha afirmado que la sociedad "se disolvió por no contar con recursos suficientes ni expectativas" que justificaran su mantenimiento.

Los llamados papeles de Panamá refiere a los 11,5 millones de documentos relativos al periodo 1977-2015, en los que trabajan desde hace meses un gran número de periodistas, suponen la mayor filtración en la historia del periodismo, y sacan a la luz actividades sospechosas de personalidades como el presidente argentino, Mauricio Macri, el rey saudí Salman bin Abdulaziz, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, entre muchos otros. 

Los documentos revelados provienen del bufete panameño de abogados Mossack Fonseca y en ellos aparecen hasta 140 responsables políticos y personalidades públicas de primera fila de decenas de países que, al parecer, se han servido de paraísos fiscales para evadir impuestos, lavar dinero, y tráficar armas y drogas.

fdd/ncl/hnb