• Instalaciones de un centro nuclear de Irán.
Publicada: sábado, 30 de julio de 2022 16:10
Actualizada: martes, 2 de agosto de 2022 1:33

Un funcionario iraní al afirmar que casi 90 % de los equipos nucleares del país es de fabricación nacional, asevera que Occidente teme su tecnología doméstica.

El subjefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Peyman Shirmardi, ha recalcado que la ley de “Acción estratégica”, aprobada el noviembre de 2020 por el Parlamento iraní, ante las sanciones unilaterales de EE.UU. contra Irán, dio como resultado la producción de combustible enriquecido al 60 % y la instalación de centrífugas IR6 avanzadas.

Al respecto, ha señalado que las sanciones condujeron a una mayor confianza en sí mismo, el florecimiento de las capacidades nacionales y el cruce de fronteras de conocimiento.

Shirmardi ha precisado que casi 90 % de los equipos en el campo de la tecnología nuclear es fabricado por los expertos y científicos del país, aseverando que esto no se habría logrado si el país dependiera de potencias extranjeras, y en este contexto, ha informado de un plan para convertir a Irán en un centro para la producción de radioisótopos con uso médico en la región de Asia Occidental, resaltando que Irán ya “es uno de los 13 países” que cuentan con el ciclo completo de combustible nuclear.

 

El funcionario ha subrayado que los poderes arrogantes están en contra del método de gestión del tema nuclear de la República Islámica, y los logros y las acciones realizadas en la OEAI son la carta ganadora del equipo negociador del país en las conversaciones destinadas a revitalizar el acuerdo nuclear de 2015.

El lado occidental debe saber que, en caso de cualquier acción inmadura, se enfrentará con la respuesta madura de la República Islámica de Irán”, ha advertido.

Irán aumentó su enriquecimiento de uranio un año después de que Estados Unidos se retirara unilateralmente en 2018 del acuerdo nuclear suscrito en 2018 y reimpuesiera todas las sanciones eliminadas en virtud del pacto a Teherán.

Irán ha dejado claro, en reiteradas ocasiones, que seguirá impulsando su programa nuclear con fines pacíficos y que no puede ser el único que pague el costo de mantener el acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—. 

msm/hnb