• El vicepresidente de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Asqar Zarean.
Publicada: domingo, 8 de diciembre de 2019 2:51

La Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI) anunció el sábado que presentará una nueva generación de centrifugadoras de enriquecimiento de uranio.

“En marzo de 2020 presentaremos una nueva generación de centrifugadoras de fabricación nacional”, ha adelantado el vicepresidente de OEAI, Ali Asqar Zarean, en una entrevista concedida a la televisión estatal.

Asimismo, ha enfatizado que estas centrifugadas no solo se dedicarán al enriquecimiento de uranio sino serán utilizadas en la producir vacunas contra varias enfermedades.

Zarean ha asegurado que “un millón de personas está usando radiofármacos de la industria nuclear de Irán. 190 centros médicos utilizan los radiofármacos de la OEAI”, ha indicado.

En marzo de 2020 presentaremos una nueva generación de centrifugadoras de fabricación nacional”, ha afirmado el vicepresidente de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Asqar Zarean, en una entrevista concedida a la televisión estatal.

 

El acuerdo nuclear de 2015 —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), sufrió un duro revés por la salida ilegal y unilateral de EE.UU. por decisión de su presidente Donald Trump, quien también impuso sanciones contra Teherán.

En respuesta a dicha medida, desde el pasado mayo, la República Islámica ha abandonado paulatinamente algunos de sus compromisos contemplados en el acuerdo, como respuesta a la reimposición de sanciones por Estados Unidos y para presionar al resto de países firmantes a cumplir con los compromisos asumidos en el pacto, especialmente en el terreno de las relaciones comerciales, incluidas las ventas de petróleo.

LEER MÁS: “No se puede preservar al pacto nuclear solo a costa de Irán”

LEER MÁS: Rohani: Irán no puede ser el único socio comprometido con el pacto nuclear

 En concreto, Irán ha dado cuatro para reducir sus compromisos nucleares: primero, suspendió la venta de uranio enriquecido y el excedente de agua pesada —como lo establecía el pacto—; segundo, aumentó el enriquecimiento de uranio por encima de los niveles acordados en el acuerdo, es decir, el 3,67 %; tercero, activó el sábado una cadena de 20 centrifugadoras IR4 y de 20 centrifugadoras IR6.

Y, el 7 de noviembre, Irán dio el cuarto con el inicio de inyección de gas en sus centrifugadoras de Fordo.

mkh/ncl/rba

Comentarios