• El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, responde a la prensa, 6 de diciembre de 2016.
Publicada: martes, 6 de diciembre de 2016 18:48

El presidente del Parlamento iraní recalca que EE.UU. busca mantener el acuerdo nuclear con Irán en un estado de limbo, pero afirma que Teherán tiene herramientas para responderle.

“Este movimiento de EE.UU. fue una especie de duplicidad. No contamos con un vacío legal para tomar decisiones (para responder)”, ha señalado este martes el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani.

Así ha respondido durante una rueda de prensa a una pregunta sobre la reciente decisión del Congreso estadounidense de extender la Ley de Sanciones contra Irán durante 10 años más, que viola abiertamente lo pactado en el acuerdo nuclear conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) entre Irán y el Grupo 5+1 (el mismo EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

De acuerdo con Lariyani, el acuerdo nuclear no es un pacto entre Irán y EE.UU., sino que es un acuerdo a nivel internacional, ya que ha sido ratificado por una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

“Ningún país está autorizado a tomar una decisión sobre el JCPOA y revocarlo unilateralmente”, ha advertido.

El máximo parlamentario iraní ha aseverado también que en caso de que EE.UU. viole el JCPOA, Teherán “tratará de mantener el apoyo” de los otros miembros del Sexteto, entre ellos Rusia y China.

 

Lariyani ha aludido, asimismo, a la postura adoptada por el canciller chino, Wang Yi, sobre la reciente medida de Washington contra Irán, quien en una conferencia de prensa conjunta con su par iraní, Mohamad Yavad Zarif, en Pekín, capital china, advirtió de que ninguna parte involucrada en el JCPOA debería permitir que sus problemas internos afecten negativamente a su compromiso con el acuerdo.

De igual modo, ha agregado que la parte rusa también está manteniendo consultas con Irán sobre el tema, al mismo tiempo que Teherán mantendrá conversaciones sobre el asunto con otros miembros del Grupo 5+1.

La semana pasada, el Congreso de EE.UU. aprobó, por unanimidad, la prolongación, por otros diez años, de una serie de sanciones contra Irán, en vigor desde 1996. Estas sanciones, que necesitan la rúbrica del presidente estadounidense, Barack Obama, para convertirse en ley, violan al menos dos artículos del acuerdo nuclear.

tmv/anz/snr/rba

Comentarios