• El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano.
Publicada: jueves, 10 de noviembre de 2016 1:20

La AIEA, encargada de supervisar el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1, volvió a confirmar el pleno cumplimiento del país persa con sus compromisos.

Así lo indica un nuevo informe del director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, publicado el miércoles en Viena, Austria, donde se encuentra la sede del organismo internacional.

"El nuevo informe de Amano confirma una vez más que las actividades nucleares de Irán en varios campos, como el enriquecimiento, la investigación y el desarrollo, el rediseño del reactor de agua pesada de Arak y la producción de agua pesada continúan en el marco del JCPOA", afirmó Reza Nayafi, embajador de Irán ante la AIEA, que usó un acrónimo en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta o el acuerdo nuclear.

El nuevo informe de Amano confirma una vez más que las actividades nucleares de Irán en varios campos, como el enriquecimiento, la investigación y el desarrollo, el rediseño del reactor de agua pesada de Arak y la producción de agua pesada continúan en el marco del JCPOA", afirmó Reza Nayafi, embajador de Irán ante la AIEA.

En julio de 2015 Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), sellaron un histórico acuerdo nuclear, que puso fin a todas las sanciones antiraníes en materia nuclear, a cambio de una serie de limitaciones acordadas al programa de energía nuclear del país persa. Desde entonces, el organismo supervisor ha confirmado en todos sus informes el total respeto de Irán a sus obligaciones en el pacto.

Nayafi sostuvo el miércoles que, según lo pactado, la AIEA seguirá supervisando las actividades de Irán de conformidad con el JCPOA.

En su informe, la AIEA señala que Irán superó “ligeramente” el límite determinado de su agua pesada (130 toneladas) el día 8 de noviembre al alcanzar 130,1 toneladas, es decir, 100 kilos por encima de los permitidos.

Al mismo tiempo, el organismo confirmó que la República Islámica le transmitió su disposición para exportar cinco toneladas de su agua pesada –que tiene aplicaciones médicas– para asegurar que el total acumulado se mantenga por debajo de las 130 toneladas.

 

Asimismo, a principios de octubre, Irán, que está autorizado a vender el agua pesada en virtud del pacto nuclear, anunció haber exportado unas 70 toneladas de este producto de alta tecnología a Estados Unidos y Rusia para evitar violar el acuerdo multinacional.

ftm/ctl/fdd/rba

Comentarios