• El canciller persa, Mohamad Yavad Zarif pronuncia un discurso en la Conferencia de Revisión del TNP, Nueva York, EE.UU. 27 de Abril 2015
Publicada: martes, 28 de abril de 2015 6:33

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, cree que los diálogos entre Irán y el Sexteto (EE. UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) ponen a prueba la credibilidad de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

Conversaciones nucleares han puesto a prueba, seriamente, la credibilidad de la Agencia cuyos responsables deben dar pasos prácticos para que su misión sea exitosa”, dijo el lunes Zarif en un encuentro con el director general de la AIEA, Yukiya Amano, en la ciudad estadounidense de Nueva York.

Conversaciones nucleares han puesto a prueba, seriamente, la credibilidad de la Agencia cuyos responsables deben dar pasos prácticos para que su misión sea exitosa”, dijo el lunes Zarif

En esa reunión, celebrada al margen de la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación (TNP), Zarif  subrayó que la AIEA podría desempeñar un papel positivo para que Teherán y el Grupo 5+1 lleguen a un convenio definitivo.

Por su parte, Amano se mostró contento por las cooperaciones constructivas que Irán mantiene con la AIEA, así como por los progresos alcanzados hasta el momento durante las conversaciones nucleares.

El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Yukiya Amano

 

Además, manifestó la disposición de la Agencia y su seriedad para jugar un rol efectivo con el fin de coadyuvar a solucionar las diferencias entre Teherán y el Sexteto y las cuestiones pendientes sobre el programa de energía nuclear persa.

El director general de la AIEA se entrevistó en la misma jornada del lunes con la agencia de noticias estadounidense CBC News y expresó su optimismo sobre los avances en los diálogos, así como sobre el logro de un pacto integral.

Irán y el G5+1 llegaron el 2 de abril a un principio de acuerdo e iniciaron hace días la redacción del texto de un eventual pacto que debe lograrse antes de la fecha límite del 30 de junio.

Amén de defender su derecho al enriquecimiento del uranio, Teherán insiste en que si no se eliminan las sanciones antiraníes impuestas por Occidente, tampoco habrá un acuerdo.

kaa/rha/msf

Commentarios