• El vicecanciller de Irán para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abas Araqchi.
Publicada: viernes, 22 de abril de 2016 16:18
Actualizada: sábado, 23 de abril de 2016 2:43

El vicecanciller de Irán para Asuntos Jurídicos e Internacionales ha enfatizado que el Gobierno de EE.UU. debe ofrecer compensaciones por el daño financiero ocasionado al país persa.

En declaraciones sobre la congelación de casi 2 mil millones de dólares de fondos iraníes por el Tribunal Supremo de EE.UU., el viceministro de Exteriores de Irán para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abas Araqchi, ha sostenido este viernes que “el Gobierno de Estados Unidos debe compensar los daños (…) Esa medida contradice por completo las normas jurídicas internacionales; en otra palabra, se puede considerarla como una piratería internacional”.

La Corte pretende indemnizar a familiares de 241 militares estadounidenses muertos en un atentado realizado en Beirut (capital libanesa) en 1983, del que Washington acusa a Irán y a las tropas del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá). Irán ha rechazado toda implicación en aquel acto terrorista.

El Gobierno de Estados Unidos debe compensar los daños (…) Esa medida contradice por completo las normas jurídicas internacionales; en otra palabra, se puede considerarla como una piratería internacional”, ha indicado el vicecanciller de Irán para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abas Araqchi.

En una entrevista exclusiva concedida a la agencia iraní de noticias IRNA en la capital austriaca, Viena, Araqchi ha recordado que el monto congelado pertenece al Banco Central iraní y goza de inmunidad internacional; Teherán, explica además, no reconoce el fallo que autoriza la “usurpación” de los bienes iraníes recurriendo a un método inusual, jurídicamente hablando.

En el mismo contexto, el funcionario persa ha asegurado que la Cancillería de Irán condena el veredicto y hará el debido seguimiento para la restitución de los derechos de la nación iraní.

En todo caso, Araqchi ha insistido en la neta distinción entre esa cuestión y el pacto nuclear sellado en julio de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), aunque, ha explicado, el acuerdo no supone un signo de normalización en las relaciones entre Teherán y Washington, ni de que se hayan solucionado los problemas con el país norteamericano.

El alto negociador nuclear iraní ha apostillado que Teherán ha resuelto ya la cuestión nuclear, “pero aún persisten las hostilidades y los problemas en otros campos, y ellos (EE.UU.) seguramente, mantendrán su postura hostil (hacia Irán)”, ha recalcado.

En virtud del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), se levantaron las sanciones económicas y financieras del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), de EE.UU. y de la Unión Europea (UE) contra el país persa; a cambio, Irán aceptaba ciertas restricciones a su programa de energía nuclear.

ask/mla/nal

Comentarios