• El presidente de Irán, Hasan Rohani, se reúne con el director general de la AIEA, Yukiya Amano, en Teherán capital persa, 18 de enero de 2016.
Publicada: lunes, 18 de enero de 2016 18:57

El presidente de la República Islámica de Irán, Hasan Rohani, exige a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) la adopción de una conducta igualitaria hacia todos sus miembros.

“Junto al deber de evaluar y supervisar las actividades nucleares, la AIEA debe cumplir también con sus deberes y responsabilidades jurídicas, en especial en lo referido a la transmisión de tecnología sofisticada y pacífica de energía nuclear y la seguridad nuclear, así como la adopción de una conducta igualitaria hacia todos sus miembros”, ha considerado Rohani.

Junto al deber de evaluar y supervisar las actividades nucleares, la AIEA debe cumplir también con sus deberes y responsabilidades jurídicas, en especial en lo referido a la transmisión de tecnología sofisticada y pacífica de energía nuclear y la seguridad nuclear, así como la adopción de una conducta igualitaria hacia todos sus miembros", ha considerado el presidente iraní, Hasan Rohani.

En su encuentro mantenido en Teherán, capital persa, con el director general de la AIEA, Yukiya Amano, Rohani ha recordado el firme compromiso de Irán con el cumplimiento de sus obligaciones internacionales.

El presidente iraní, Hasan Rohani, recibe a Amano y la delegación que le acompaña en el Palacio Sad Abad, 18 de enero de 2016.

 

“La República Islámica de Irán continuará con las cooperaciones con la Agencia y cumplirá sus compromisos definidos en el JCPOA hasta que lo haga también la contraparte”, ha precisado el mandatario persa, al tiempo que ha destacado la solución del caso nuclear de Irán como “un importante ejemplo de la diplomacia contemporánea”.

Según Rohani, Irán siempre ha desarrollado sus actividades nucleares de forma pacífica e incluso si un día no existiera el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) o las salvaguardias de la Agencia, también evitaría producir armas de destrucción masiva, ya que se lo prohíben sus principios religiosos y morales.

El jefe del Gobierno de Teherán ha solicitado el apoyo de la AIEA a la participación activa del país persa en el sector de tecnología pacífica de la industria nuclear a nivel internacional.

Por su parte, el director general de la AIEA, Yukiya Amano, ha hecho referencia al plan de su organismo para adoptar un enfoque jurídico, imparcial y no politizado sobre el programa de energía nuclear iraní.

“La Agencia y yo nos comprometimos con la adopción de un enfoque jurídico, imparcial y no politizado sobre la implementación del JCPOA y estamos interesados en el desarrollo de nuestras cooperaciones con Teherán con el fin de construir confianza”, ha explicado.

Después de felicitar el inicio de la implementación del JCPOA y calificarlo de “un gran éxito” para el Gobierno y la nación iraníes, ha confirmado las afirmaciones del presidente iraní y ha prometido la transición de tecnologías nuevas a los países en desarrollo.

“Gracias al nuevo ambiente creado, podemos mantener amplias cooperaciones bilaterales”, ha concluido Amano.

Ayer domingo, Amano inició un viaje oficial a Irán para reunirse, entre otras altas autoridades del país, con el presidente iraní, Hasan Rohani, y abordar el papel de la AIEA en verificar y monitorear las obligaciones nucleares de Irán en el marco del JCPOA.

La visita de Amano a Irán tiene lugar después de que el director general de la AIEA publicara el sábado un informe en el que se confirma el cumplimiento de Irán de todas las obligaciones definidas en el JCPOA.

Seguidamente, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, y la jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, anunciaron en Viena, capital de Austria, la implementación del “histórico” acuerdo nuclear alcanzado en julio de 2015 entre Teherán y el Sexteto (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania).

Tras recibir el informe de la AIEA, la Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Estados Unidos, levantaron las sanciones impuestas contra Irán por su programa de energía nuclear.

tas/ctl/nal

Comentarios