• Soldado está de guardia en Puerto de La Libertad en El Salvador para garantizar cuarentena como medida preventiva contra COVID-19, 21 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 18 de abril de 2020 8:02

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, desobedece la sentencia de la Corte Suprema que prohíbe detenciones por incumplir la cuarentena por el coronavirus.

El mandatario, en una nota difundida este sábado en su cuenta en Twitter, ha ordenado a los salvadoreños que estén en sus casas luego de que desacatara la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que prohíbe detener a las personas o decomisar sus vehículos u otros bienes durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

Según el documento, ninguna persona puede ser detenida, ni obligada a permanecer en sus casas mientras la Asamblea Legislativa no haya emitido una ley al respecto.

 

Sin embargo, Bukele publicó una serie de mensajes en Twitter y dejó claro que no acataría el fallo.

“¿La @SalaCnalSV delega al procurador inconstitucional para que tutele la cuarentena y trata de quitarnos todas las facultades para hacerla cumplir? El chiste se cuenta solo.  Ninguna resolución está por encima del derecho constitucional a la vida y salud del pueblo salvadoreño”, escribió.

Los medios locales informan que más de 2000 personas han sido arrestadas por violar la cuarentena y los decretos presidenciales, una acción que ha provocado las denuncias de abogados y activistas sociales, pues, la consideran una violación de los derechos de ciudadanía.

Policía Nacional Civil detiene a unos salvadoreños que no han cumplido la cuarentena

 

Ante esta coyuntura, los magistrados de Cámaras y jueces del país centroamericano criticaron el viernes la desobediencia de Bukele y le instaron a acatar las resoluciones judiciales aun cuando sea el jefe del Ejecutivo.

No puede argüirse la pandemia mundial para negarse a cumplir las decisiones judiciales y ante las transgresiones constitucionales y legales incurridas en el ramo de Salud, debe tenerse presente que el control de Constitucionalidad es el último mecanismo de corrección ante cualquier violación de Derechos Fundamentales, incluyendo a las personas contagiadas de COVID-19”, denunciaron los funcionarios judiciales.

El Salvador fue uno de los primeros países en decretar el estado de emergencia, incluso cuando el virus no había llegado al continente americano. También fue uno de los últimos países en reportar contagios del COVID-19 al interior del territorio. El Salvador hasta ahora registra 190 casos confirmados y 7 muertes por el nuevo coronavirus.

msm/ktg/nsr/hnb