• El Salvador prevé beneficios de relaciones con China
Publicada: domingo, 30 de diciembre de 2018 5:40
Actualizada: domingo, 30 de diciembre de 2018 6:07

2018 en El Salvador fue un año en el que tuvieron notoriedad además de la campaña electoral, temas como corrupción, migrantes y la apertura de lazos con China.

Cientos de salvadoreños decidieron emprender camino hacia EE.UU. en grupo, cruzaron México y han logrado llegar hasta Tijuana en donde se han reunido con otros miles de centroamericanos. Lo que se dio a conocer como caravanas de migrantes ha desafiado al presidente estadounidense, Donald Trump, que militarizó la frontera en su afán de impedirles el paso, así sea con la fuerza letal.

El éxodo se explica por la falta de oportunidades económicas y la inseguridad, aunque en el 2018, según fuentes oficiales, el número de homicidios se ha reducido un 16 % en relación al 2017. Actualmente un promedio de 9 salvadoreños son asesinados diariamente.

Este año los escándalos de corrupción tomaron notoriedad luego que el expresidente Elías Antonio Saca fuera condenado a diez años de prisión por el desfalco de 301 millones de dólares al Estado y la investigación contra el exmandatario Mauricio Funes, actualmente asilado en Nicaragua, por supuestamente malversar 350 millones de dólares.

Atrás quedaron más de 80 años de relaciones con Taiwán, al sumarse El Salvador a 178 países que reconocen a China como una única nación. Los beneficios de esta decisión, según las autoridades, se traducirán en nuevas y mejores oportunidades para impulsar la economía.

Entre los hechos destacados figura también el primer santo salvadoreño luego que el Vaticano canonizara a Monseñor Romero. El obispo mártir, asesinado en 1980, fue conocido como “la voz de los sin voz” por su defensa de los derechos de los pobres y excluidos.

No cabe duda que el acontecimiento más destacado para el 2019 será la elección presidencial en donde por primera vez existe la gran posibilidad de que los partidos tradicionales pierdan el control del Ejecutivo el cual han mantenido por décadas.

Vladimir Chamorro, San Salvador.

xsh/hnb

Comentarios