• Un grupo de migrantes, abordo de un bote en Dover, Reino Unido, 23 de mayo de 2022.
Publicada: domingo, 22 de enero de 2023 16:23

Decenas de niños migrantes no acompañados han desaparecido en el Reino Unido y las autoridades no hacen nada al respecto, revela un informe.

El diario local The Guardian, citando a personas familiarizadas con el asunto, hizo público el sábado que, en los últimos 18 meses, unos 136 de los 600 menores que se hospedaron en un hotel de Sussex, como centro de acogida, fueron reportados como desaparecidos, de los que 79 siguen en paradero desconocido. Se sospecha que un grupo de niños es víctima del tráfico de personas.

El documento revela que la Policía ya había advertido hace unos meses al Ministerio del Interior del país de que los niños serían objeto de las redes delictivas, pero las autoridades han pasado por alto los avisos.

De acuerdo con los informantes, los criminales secuestran a los menores cuando salen de los centros y los meten en coches. “Las bandas albanesas y eritreas los recogen en sus BMW y Audis y luego desaparecen”, afirma un guardia de seguridad del mencionado hotel, reiterando que plantearon la cuestión en repetidas ocasiones a dicho ministerio.

En su último informe global anual sobre derechos humanos en 2022, la oenegé pro derechos humanos HRW denunció al Gobierno del Reino Unido por maltrato a los refugiados y las minorías étnicas, entre otras violaciones, y advirtió de que este país europeo podría ser conocido como “abusador de los derechos humanos” si no corrige una serie de leyes controvertidas.

Entre los casos de violación a los derechos humanos por parte del Gobierno Reino Unido, la oenegé señala la firma de un acuerdo para transferir a Ruanda a los solicitantes de asilo que llegaron irregularmente al territorio británico.

La directora ejecutiva de HRW, Tirana Hasan, alertó que, si las autoridades británicas no toman nuevas medidas legales y políticas, el Reino Unido será considerado uno de “los países que figuran como violadores de los derechos humanos en lugar de protectores de los derechos humanos”.

msm/ncl/rba