• El portavoz para temas de Justicia del Partido Laborista (PL) británico, Richard Burgon, durante una entrevista, 21 de julio de 2019.
Publicada: domingo, 21 de julio de 2019 14:44

Un funcionario laborista del Reino Unido pide a su país no convertirse en el “mensajero” de la Administración de Trump y reducir las tensiones con Irán.

“No queremos acabar siendo los mensajeros o secuaces de (el presidente de EE.UU.) Donald Trump”, ha indicado este domingo el portavoz para temas de Justicia del Partido Laborista (PL) británico, Richard Burgon, en una entrevista concedida a la cadena local Sky News.

De este modo, el político laborista ha aludido a las recientes tensiones entre el Reino Unido e Irán, generadas, en un principio, por la decisión de Londres de detener, el 4 de julio, el superpetrolero Grace 1, cargado con crudo iraní, en las aguas españolas del estrecho de Gibraltar, y aumentadas tras el anuncio, el sábado, de Teherán de que había capturado al petrolero, de bandera británica, Stena Impero en el estrecho de Ormuz.

LEER MÁS: Irán: Buque británico fue retenido por operaciones de aventurismo

En este sentido, Burgon ha asegurado que el Reino Unido debe jugar un “papel positivo” a favor de la reducción de las tensiones en Oriente Medio y también del acuerdo nuclear con Irán, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

A continuación, ha recordado la invasión de EE.UU. a Irak en 2003 y el apoyo de Londres a esa guerra, para luego afirmar que un eventual conflicto armado con Irán podría ser aún peor que el anteriormente mentado.

LEER MÁS: Duradera y devastadora invasión de EE.UU. a Irak, tras 15 años

No queremos acabar siendo los mensajeros o secuaces de (el presidente de EE.UU.) Donald Trump”, ha indicado el portavoz para temas de Justicia del Partido Laborista (PL) británico, Richard Burgon, sobre las recientes tensiones del Reino Unido con Irán.

En respuesta a la medida de Teherán de detener el Stena Impero, después de que el petrolero infringiera varias normas internacionales de navegación, el Gobierno británico se está planteando recuperar las sanciones contra Irán que fueron retiradas en virtud del acuerdo nuclear firmado en 2015.

Conforme al diario británico The Telegraph, el ministro de Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, anunciará este domingo un paquete de medidas punitivas contra la República Islámica, tanto diplomáticas como económicas. A este respecto, Londres podría incluso pedirles a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) que reactiven sus sanciones contra Teherán.

No obstante, la detención del petrolero con bandera británica fue descrita por los medios de comunicación del país europeo como un “golpe por golpe” de Teherán en respuesta a la incautación por Londres del Grace 1.

Irán ha puesto de relieve, a su vez, este domingo, a través de su embajador en Londres (capital británica), Hamid Baidineyad, que Teherán está listo para cualquier escenario en su pulso con el Reino Unido.

mtk/anz/ftm/hnb

Comentarios