• El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, en una conferencia en Londres (capital del Reino Unido), 19 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 4 de diciembre de 2018 8:43

El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, pide a Theresa May que tome acciones ‘concretas’ contra Arabia Saudí en vez de ofrecer ‘palabras cálidas’.

El viernes, la primera ministra británica, Theresa May, anunció que durante su reunión al margen de la cumbre del Grupo de los Veinte (G20) en Argentina instó al príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman, a poner fin a la agresión en Yemen, y a asegurarse de que los responsables del asesinato del periodista Jamal Khashoggi rindan cuentas.

Los comentarios de May no tendrán sentido sin que la premier británica adopte “acciones concretas” contra Riad sobre la guerra en Yemen y el asesinato —el pasado 2 de octubre— de Khashoggi, aseveró la misma jornada el líder del Partido Laborista británico (PL).

“Los líderes no deben ofrecer palabras cálidas contra las atrocidades de los derechos humanos, sino que han de respaldar sus palabras con acciones”, insistió Corbyn, según recoge el diario británico The Guardian.

Los líderes no deben ofrecer palabras cálidas contra las atrocidades de los derechos humanos, sino que han de respaldar sus palabras con acciones”, dice el líder del Partido Laborista británico (PL), Jermey Corbyn, en alusión a las violaciones de DD.HH. por parte de Arabia Saudí.

 

De igual modo, en otra parte de sus afirmaciones, el líder laborista calificó al príncipe saudí “el principal arquitecto de la guerra brutal en Yemen” y alguien que “se cree que ordenó el asesinato de Khashoggi” en el consulado saudí en la ciudad de Estambul (Turquía).

Varios países entre ellos, Alemania y Noruega, han frenado la venta de armas al régimen de los Al Saud tras caso Khashoggi; agregó el líder laborista; no obstante, lamentó, el Reino Unido sigue suministrando equipos militares a Riad.

El pasado 10 de marzo, Amnistía Internacional (AI) rechazó la decisión de Arabia Saudí de comprar 48 cazas Typhoon al Reino Unido y advirtió de que dicho intercambio comercial entre los dos países “echará más leña al fuego” en la crisis de Yemen, el país más pobre del mundo árabe.

fmk/ktg/mnz/rba

Comentarios