• El tanque ruso T-14 Armata durante un desfile militar en Moscú, capital rusa, 2015.
Publicada: domingo, 6 de noviembre de 2016 19:25

La Inteligencia militar británica ha advertido sobre el poderoso tanque ruso T-14 Armata, y cuestiona la capacidad del Reino Unido para combatirlo.

"Sin exagerar, el Armata es el cambio revolucionario más importante en tanques militares del pasado medio siglo", escribió un oficial de inteligencia británico en un documento interno al que accedió el domingo el diario 'The Sunday Telegraph'.

El vehículo presentado por primera vez durante el desfile del Día de la Victoria del año pasado, es uno de los más modernos carros militares del mundo, cuenta con sofisticados sistemas militares y se considera casi infranqueable ante los misiles antitanques TOW estadounidenses, según la defensa rusa.

"Sin exagerar, el Armata es el cambio revolucionario más importante en tanques militares del pasado medio siglo", escribió un oficial de inteligencia británico en un documento interno.

De acuerdo con el documento interno, el ministerio de Defensa británico tiene serias dudas sobre su capacidad de contrarrestar las amenazas que podría crear el innovador Armata, mientras que arremete contra el Gobierno de Londres por no tener planes para fabricar un tanque rival durante al menos 20 años.

 

El texto destaca también que el innovador diseño de la cubierta del tanque convierte al vehículo blindado en un objetivo menos vulnerable y también en un arma más rápida y ligera.

La Inteligencia británica muestra su inquietud sobre los planes militares de Moscú que incluyen fabricar 120 tanques T-14 a partir de 2018 y producir otros 6 equipos blindados, entre ellos un vehículo pesado de infantería y un sistema autopropulsado de artillería.

En la actualidad, 2500 tanques se encuentran en servicio en el Ejército ruso y otros 12.500 se mantienen en reserva, lo que supera "35 veces las capacidades del Ejército británico", agrega el documento.

Asimismo, los líderes militares británicos temen que con la eventual victoria del republicano Donald Trump en las presidenciales del 8 de noviembre en EE.UU., se redujera considerablemente el financiamiento estadounidense de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Sin ella, los militares consideran que Occidente quedaría "expuesto ante la agresión de Vladímir Putin (presidente ruso), especialmente en los países bálticos".

La OTAN que, tras la crisis en Ucrania en 2014, experimenta tensiones con Rusia a niveles no vistos desde la Guerra Fría, ha multiplicado sus maniobras militares y patrullas marítimas, terrestres y aéreas en el este de Europa, además de aumentar su presencia militar en los países bálticos. Rusia a su vez, ha advertido que tales ‘provocaciones’ en sus fronteras no quedarán impunes.

ftm/ktg/bhr/hnb

Comentarios