• La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon (dcha.), junto al líder suplente del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), Angus Robertson, en su conferencia anual, 15 de octubre de 2016.
Publicada: domingo, 16 de octubre de 2016 18:56

La primera ministra escocesa anuncia como ‘muy probable’ un nuevo plebiscito de independencia si el Reino Unido sale en condiciones ‘duras’ de la UE.

“Escocia votó permanecer en la Unión Europea (UE) y yo creo que deberíamos tratar de que eso se respete, y que Theresa May (la primera ministra del Reino Unido) tiene también la obligación de tratar de respetarlo”, ha dicho Nicola Sturgeon hoy domingo en una entrevista con el canal ITV.

Sin embargo, Sturgeon consideró “muy probable, dada la situación en la que estamos”, que se celebre un segundo referéndum de independencia un año después de que el Reino Unido salga formalmente de la UE; es decir, en 2020.

Escocia votó permanecer en la Unión Europea (UE) y yo creo que deberíamos tratar de que eso se respete, y que Theresa May (la primera ministra del Reino Unido) tiene también la obligación de tratar de respetarlo”, ha dicho hoy domingo la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon.

El día anterior, la lideresa del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), había cerrado la conferencia anual de su formación planteando la misma posibilidad.

“Si el Gobierno tory rechaza nuestros esfuerzos, si insiste en llevar a Escocia por un camino que dañe nuestra economía, cueste trabajos, baje nuestros niveles de vida y perjudique nuestra reputación de país abierto, acogedor y diverso, no duden de que Escocia deberá poder escoger un futuro mejor, y yo aseguraré que Escocia tenga esa posibilidad”, dijo Sturgeon.

 

La alternativa evocada por la dirigente independentista a ese plebiscito sería que la primera ministra británica, Theresa May, convierta en hechos las declaraciones según las cuales Escocia es “un socio en igualdad de condiciones” dentro del Reino Unido.

El referéndum de independencia fue una de las reclamaciones principales con las que el SNP se hizo con el Parlamento regional escocés en 2007. Finalmente, en septiembre de 2014 se realizó la votación, en la que ganó el no a la secesión con un 55,3 % del voto.

Sin embargo, el triunfo del sí en el referéndum sobre el brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea revitalizó en muy poco tiempo los deseos independentistas en Escocia, con sondeos que en la misma semana daban el resultado de un 59% de escoceses a favor de la independencia.

mla/ktg/zss/hnb

Comentarios