• El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, durante una visita a las tropas británicas.
Publicada: domingo, 22 de mayo de 2016 18:13
Actualizada: lunes, 30 de enero de 2017 12:02

El Reino Unido está proporcionando entrenamiento militar y apoyo a la mayoría de los países nombrados en su propia lista de violadores de derechos humanos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico designó el año pasado a 30 naciones como países "prioritarios" de derechos humanos, advirtiendo de su comportamiento respecto a ciertos temas como por ejemplo, la represión interna y la utilización de la violencia sexual en los conflictos armados.

No obstante, según ha revelado este domingo The Independent, la información difundida por los ministros demuestra que las fuerzas armadas británicas entrenaron a "personal ya sea de seguridad o de las fuerzas armadas" en 16 de los países en dicha lista desde el 2014.

Según el Ministerio de Defensa, los soldados británicos han entrenado a las fuerzas armadas de países como Arabia Saudí, Baréin, Egipto, Yemen y Somalia, a pesar del historial de derechos humanos registrados en estos.

La revelación se produce días después de que el Gobierno anunció que intensificará el nivel de entrenamiento militar que proporcionó a las fuerzas armadas de Omán, país que aunque no se encuentra entre las naciones nombradas en la lista, observadores de derechos humanos que trabajan para Amnistía Internacional (AI) afirman que han identificado el uso generalizado de la tortura y la detención en el país.

 

Por su parte, Andrew Smith, de la Campaña contra el comercio de armas, ha denunciado el hecho diciendo que el Reino Unido no debe ser "connivente" con esos países cuando era muy consciente de que son dirigidos por regímenes autoritarios. "El Ejército británico ha capacitado a algunos de los Estados más autoritarios del mundo", ha dicho.

Cabe añadir que un informe de la Campaña Contra el Comercio de Armas (CAAT, por sus siglas en inglés), reveló el pasado mes de enero que el Reino Unido autorizó la venta de más de 8 mil millones de dólares en armas a Arabia Saudí desde que el primer ministro David Cameron asumió el cargo en mayo de 2010.

Como si fuera poco el diario británico The Guardian, citando documentos gubernamentales, reveló el 18 de octubre de 2015 que Arabia Saudí es “mercado prioritario” para las empresas del Reino Unido y Londres las anima a ofertar contratos en los ámbitos militar, sanitario, de seguridad y justicia.

aaf/ktg/rba

Commentarios