• Policía libanesa dispersa a manifestantes con cañones de agua
Publicada: domingo, 26 de enero de 2020 0:01

Las fuerzas de seguridad libanesas han disparado cañones de agua y gases lacrimógenos contra los manifestantes que intentaban atacar el Parlamento del país.

Los disturbios y los ataques contra las Fuerzas de Seguridad Interna (ISF, por sus siglas en inglés) han comenzado, por lo tanto, pedimos a los manifestantes pacíficos que abandonen la plaza Riad al-Solh por su seguridad”, ha informado este sábado la ISF en un mensaje en Twitter.

En otro tuit, las fuerzas de seguridad han advertido que todos los manifestantes presentes en el lugar de los hechos serían arrestados por la policía antidisturbios, si no abandonan la plaza de forma inmediata.

Sin embargo, los manifestantes han lanzado piedras y petardos contra los agentes antidisturbios, que han replicado con cañones de agua y gases lacrimógenos hasta que han logrado dispersar a los concentrados.

La protesta convocada para hoy se ha realizado bajo el lema no pagaremos el precio. En un primer momento se ha llevado a cabo pacíficamente, pero luego se ha repetido la violencia que ha marcado recientes manifestaciones antigubernamentales contra una clase política que los manifestantes han acusado de haber hundido el país en su peor crisis en décadas.

 

Desde octubre, el movimiento de protesta reclama una reforma integral del sistema político y la dimisión de la clase dirigente en su conjunto debido a que las políticas de los sucesivos gobiernos han generado una situación económica intolerable.

Esta grave crisis política estuvo acompañada, en los últimos meses, de un deterioro de la situación económica, con despidos masivos, drásticas restricciones bancarias y una depreciación de la moneda nacional en el mercado paralelo.

El 29 de octubre, el primer ministro Saad Hariri renunció a su cargo creando un vacío político persistente. En diciembre, Hassan Diab fue designado primer ministro y se comprometió a formar un gobierno compuesto por especialistas “independientes” que no eran de los partidos políticos.

El nuevo Gobierno libanés incluye a 20 ministros, y entre ellos 5 mujeres. Diab ha dicho que la nación vive una fase difícil de su historia y que para formar su gabinete ha tenido que negociar con diferentes partidos políticos. Además, ha recalcado que su Ejecutivo escuchará las demandas de los manifestantes.

lvs/rha/mkh